Decálogo del Editor

Este mes Morbífica comparte un Decálogo del Editor basado en su participación en el Encuentro Internacional de Publicaciones y Suplementos Culturales, el cual se realizó en Santiago de Querétaro el pasado abril. No se trata de una serie de normas, sino de una lista de criterios que rigen esta publicación, los cuales se enriquecieron enormemente gracias a dicho evento.

1. El editor debe mantener una postura flexible ante los distintos modos de hacer publicaciones; así,  se enriquecerá a través de las experiencias de sus colegas. Gracias a esta apertura por parte de los organizadores y participantes del Encuentro, Morbífica tuvo el honor de  permear con una voz joven a revistas de gran trayectoria.

2. Generalmente, se considera que el criterio editorial no siempre estará en sintonía con las propuestas, por lo que resulta completamente válido rechazar material u opiniones que obliguen a una publicación a contrariar las bases en las que se han forjado. Sin embargo, también es importante aprender a aceptar. Mediante la comunicación con el colaborador para informarle qué aspectos de su obra entran en conflicto con la realización de cierto número, la revista se mantiene fiel a sus criterios y se vuelve una plataforma incluyente.

3. Establecer una buena relación con los colaboradores. A pesar de la ardua tarea que implica contestar cada mail, es importante notificar a los aspirantes sobre el tratamiento que se le dará a su obra, también mantenerlo al tanto del proceso de edición. Con ello se fomenta la autocrítica y la retroalimentación entre colaborador y editor.

4. Debe usar todos los medios a su alcance para conseguir material. Las convocatorias a través de redes sociales, del sitio electrónico o por peticiones personales sólo son una de las tantas maneras que existen para recibir propuestas.

5. Aprovechar estos medios para establecer vínculos y contactos. Las amistades forjadas, los conocimientos adquiridos y las experiencias compartidas, por ejemplo, sólo son posibles a través de estos foros como las ferias y los encuentros. La colaboración mutua  es el resultado del compañerismo que debe existir entre publicaciones.

6.  Servirse de dichos medios para lograr una publicación autogestiva. Si bien el panorama para las publicaciones periódicas se vislumbra turbio, nuestra obligación es mantener en pie a nuestra revista, pues es reflejo de un trabajo continuo que merece reconocerse y pagarse dignamente. Algunas remuneran a sus colaboradores gracias al apoyo institucional, por ejemplo. Otra manera de retribuir a los colaboradores es la entrega de ejemplares, la difusión de su trabajo, contactarlos con otros proyectos para que tengan la oportunidad de mostrar su obra en otras plataformas.

7. Mostrar apertura a nuevas formas de distribución y hechura de una revista. La reticencia a usar medios electrónicos sólo mata poco a poco a una publicación y, por el contrario, el no aprovechar lo valioso que puede ser una revista como objeto nos hace perder conciencia de lo intrínseco del papel impreso y la manufactura. No todo el público tiene acceso a nuestra revista impresa, ni todo lector entra a una página web, el equilibrio entre estas dos plataformas sólo se logra a través de lo atractivo que resulten estos productos, cada uno con sus propias herramientas, reglas y criterios.

8. Buscar constantemente encuentros y convocatorias para promover la revista. Mantenerse siempre informado de las oportunidades que las instituciones o la iniciativa privada ofrecen para financiar los proyectos independientes. No temer a la derrota y no sentir suficiente una victoria.

9. Intercambio de colaboraciones. Enriquecer el contenido con el de otras revistas y compartir el propio en otras publicaciones promueve la creación de redes entre los proyectos.

10. Mantener respeto y admiración al medio de las publicaciones periódicas. La creación que de ahí emana es el vivo recuerdo de que el conocimiento está en constante movimiento. No hay límites geográficos ni económicos que impidan la realización de un proyecto. La producción más latente y honesta se encuentra ahí, en las revistas culturales.

E-boletin_IQCA_08_Edit[1]
FB_IMG_13987288269952921[1]
FB_IMG_13988167346745617[1] DSCN7847 20140429_202008[1]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FB_IMG_13988998314207703[1]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s