La felicidad anónima

Por Damián González

 

Me pienso sin boca, sin letras y sin hojas dónde escribir. Me pienso en la nada de tu solitaria existencia, de tu sombra sin pies. Me pienso en la nada para trazarte una, tras otra, tras otra y borrarte después. Me pienso en la muerte, sin queja y sin abismo, sin reloj, sin previo aviso.

_DSC0030

Me pienso cuando me piensas, memoria infinita que transgredo, en noches en que el sueño es metáfora y poema en tus ojos. Me pienso porque sé que me piensas  y muero cuando no te estoy pensando y vivo cuando te estoy leyendo.

 

Damián Alejandro González Pérez (Cd. Reynosa, Tamps. 1984). Ocupación: CAMINANTE EN LAS LETRAS. Promueve la lectura en comunidades de sordos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s