De ciertos límites

el

       Por Benjamín Ortega Guerra

Titus: ¿Acaso mi desventura no es un abismo, pues carece de fondo?

¡Que mi dolor no tenga fondo como él!

Si hubiera alguna razón para mis desgracias,

podría contener mis sufrimientos en ciertos límites.

Cuando el cielo llora, ¿no está la tierra inundada?

Si los vientos se enfurecen,

¿no se convierte la mar en furiosa,

amenazando al firmamento con su seno inflado?

¿Y quieres una razón de este tumulto?

Yo soy la mar. Oye la violencia de sus suspiros.

William Shakespeare, Titus Andronicus, Acto III, Escena Primera.

Sé que mientras vivo, nada me justifica,

pues yo mismo soy mi propio obstáculo.

Wislawa Szymborska, Bajo una estrella.

Toma la antorcha, / prende fuego al desastre. /

Y otra hoguera / florezca, /

hienda el viento. / Mediodía, presagio incandescente, /

inminencia total que es vida y muerte.

José Emilio Pacheco, El reposo del fuego, 15.

Escúchese ‘As True As Troilus’ de FareWell Poetry.

I

“¿En qué consiste la destrucción de uno mismo?” Pregunta el Poeta y el Eco responde: “¿Qué precipita a las personas al colapso? ¿Qué las despeña hacia sí mismos, semejante a la zona abisal donde nos tornamos míseras bestias carroñeras de todo lo cordial y venéfico? ¿Qué los orilla a vagar por los lindes del vacío? ¿Un vacío, proyección de lugares que deshabitamos? ¿Es deambular sobre la cotidiana e inconmensurable ciénaga a usanza de nuestras soledades? ¿Desbrozar lo inhóspito sólo para tener la enervante sensación de pasajero alivio? ¿En eso consiste la existencia, en su temporalidad y finitud?

II

Sé que ríes para contener el alarido y no olvidarte de ti mismo. Alarido que hizo respiraras al nacer para no ahogarte apenas emergido de tu cárnica y acuática caverna, mismo que ahora te extingue, ¿lo recuerdas? Todo mundo lo hace. Sí, de manera hipócrita antes de dormir, absolutamente solos. Fingen hablar con sus dioses, pero sólo se hablan a sí mismos. Se asfixian en esperanzas y de súbito, como el sofocado, nadan a la tangencial superficie, entre ilusión y realidad, cuando en realidad están ahogados en su metafísica existencia.

III

¿Por qué no has vuelto a llorar? ¡Precipítate como la lluvia sobre los áureos trigales; como el tifón que despiadadamente desentierra alamedas enteras; como el orgasmo que cubre la cobriza piel de la mujer! ¡Sumérgete como la daga que penetra la trémula carne y gime como el poeta dentro del Toro de Falaris. Aúlla tus miserias que se desploman. Vuélvete contra los dioses, como cuando amabas y torturabas y en tu soledad decapitabas y torcías a ese estriado y huero músculo que insuflaba los nombres de tus orgías. Sofoca tu anamnesia. ¡Que un relámpago alumbre tu cerebro hasta cegarlo! ¡Que su fosfórica visita te incinere hasta volverte sólo una pútrida pavesa! ¡Que nadie recuerde tu nombre! ¡Ni una sola estela se erigirá para crear memoria de ti! ¡Ni una sola! ¡Ni siquiera serás un mito que dé sentido a la miseria de cada uno de los demás miserables!”.

IV

El Eco estalla en mil veces sus voces. Sonámbula y milenaria travesía hacia los oídos de cada uno de nosotros. No hay más ecos. Ni soliloquios, sino la liberación de ciertos límites de la propia reconstrucción. El poeta afronta la noche y se dice a sí mismo: “Toma la antorcha, / prende fuego al desastre. / Y otra hoguera / florezca, / hienda el viento. / Mediodía, presagio incandescente, / inminencia total que es vida y muerte”.

 

Benjamín Ortega Guerra. Licenciado en Ciencias Políticas y dministración Pública por la Universidad Autónoma de Querétaro. Ha realizado estudios de biopolítica y filosofía política de manera autodidáctica. Algunos de sus ensayos han sido publicados en la prestigiosa revista mexicana Metapolítica y en www.biopolitica.cl Fue coordinador en Galería Rehilette, por lo que también se ha dedicado a la fotografía como amateur, al dibujo, a la poesía y a organizar distintos eventos culturales. Actualmente, estudia la Maestría en Filosofía Contemporánea Aplicada en la U. A. Q. Sus más recientes exhibiciones en 2013 y 2014 son: Sujeto Metafísico, Galería Libertad, Querétaro, México, 2013 y Arqueología sonora & Sujeto metafísico, Museo Universitario Leopoldo Flores, Toluca, México, 2013-2014. http://www.pinterest.com/benjaminortega/

Bienvenidos a Biopolítica

http://www.biopolitica.cl

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s