El personaje autodestructivo de Rayuela

Por Narayana Santiago

La novela Rayuela, escrita por Julio Cortázar, se caracteriza por presentar personajes con tendencias autodestructivas, dicho comportamiento se observa específicamente en el personaje de Horacio Oliveira, un hombre trastornado que protagoniza la historia. Es posible identificar estos patrones de autodestructividad en  pequeños fragmentos del libro, los cuales  denotan las características psicológicas de dicho personaje.

Por supuesto que este análisis no describe la totalidad y riqueza del protagonista, sólo toma en cuenta su faceta autodestructiva y una posible interpretación psicológica acerca de  los fragmentos  elegidos del texto.

Una descripción breve del personaje resultará pertinente para aquellos lectores a quienes el nombre de Rayuela sólo remite a un lejano juego infantil.

Horacio Oliveira es un hombre argentino que radica en París, se le podría considerar  un intelectual, ya que conoce infinidad de temas de los cuales habla y debate con gran facilidad e interés. Tiene una relación con Lucía (quien es mejor conocida como  Maga); a lo largo de la historia, el autor narra las complicaciones que conlleva esta relación y los conflictos  que surgen a partir de la personalidad incisiva y poco empática Horacio.

Una vez  contextualizados los lectores, se expondrá una interpretación psicológica acerca de Oliveira, analizando  las frases transcritas a continuación.

“El alacrán clavándose el aguijón, harto de ser alacrán pero necesitado de su alacranidad para acabar con el alacrán.” *

Estas palabras denotan una sensación de hartazgo en el protagonista, esto con respecto a su propia condición áspera, por lo cual tiene la intención cambiarla. Sin embargo, la aspereza de la cual trata de liberarse es una parte importante de su esencia. A mi parecer, es imposible separar la “alacranidad” de Oliveira, puesto que es inherente a su personalidad.

En diversas ocasiones, las decisiones que esta actitud corrosiva promueve, le provocan malestar y dolor. Como si en esos lapsos en los que está harto de ser quien es, regresara a la conciencia que permite distinguir las acciones “buenas” de las “malas”. Esta conciencia se va formando desde los primeros años, sobre todo con la educación que se da en casa y en la escuela.

No obstante, en algunos casos, puede ir desapareciendo entre más decepciones y golpes sin razón aparente se van recibiendo de la vida. En este caso, la persona llega al punto en que deja de interesarle comportarse de buena o mala manera, ya que en el pasado pudo haber actuado bien y recibió malos resultados o viceversa. Generalmente son personas que tienden a descuidar mucho a la gente que los rodea y a ellos mismos.

“-¿Para qué queréis los clavos?

-Todavía no sé- dijo Oliveira, confuso-. En realidad saqué la lata de clavos y descubrí que estaban todos torcidos […] Tengo la impresión de que en cuanto tenga clavos bien derechos voy a saber para qué los necesito.” **

En este caso interpreto los “clavos derechos” como: los problemas solucionados. Creo que aunque tuviera “clavos derechos”, por la misma falta de conocimiento o práctica con respecto a cómo vivir una vida sana y plena, la inercia lo llevaría nuevamente a que los clavos estuvieran chuecos, a que los problemas resurgieran.

Así que se podría pensar que hay una falta de conciencia y reflexión del por qué de las cosas; y no lo digo porque el personaje no tenga la capacidad, sino que en este tipo de casos existe tanto dolor, que es mejor bloquear los sentimientos y los eventos hirientes.

Esto implica a su vez, bloquear la observación objetiva e intencional que podría permitir corregir los errores con los que solemos toparnos. Por lo tanto, Horacio se encuentra interminablemente intentando corregir las situaciones con un método incorrecto, lo que lo lleva a encontrar nuevos problemas.

“Le gustaba que todo lo que hacía estuviera lo más lleno posible de espacio libre, y que el aire entrara y saliera, y sobre todo que saliera.” ***

Aunque este fragmento puede interpretarse de diferentes maneras, me hace pensar que en cuanto al espacio libre se refiere a su vida desligada de responsabilidades para con otras personas.

Le gusta que haya cambios, que las cosas no permanezcan estables. Le gusta no tener que sentirse atado a nadie y que nadie se sienta atado a él. Casi como si quisiera que no se involucraran emociones, sólo los eventos que ocurren a placer de quien los quiere y que luego se esfuman.

Esta parte del análisis podrá parecer que tiene poco que ver con la autodestrucción. Y aunque muchas personas pueden vivir completamente a gusto sin tener que formar vínculos, a mi parecer Horacio no es una de ellas. Aparenta no necesitar relaciones cercanas y afectivas, pero la realidad es otra.

Por ejemplo, cuando anda buscando a la Maga; al mismo tiempo queriendo estar con ella y odiando la idea de seguir atado a ella. Es un conflicto en el cual, sea cual sea la decisión que tome, terminará siendo infeliz.

Esto es algo que las personas autodestructivas suelen hacer como una especie de autocastigo por todas las fallas que han tenido y por todas las decepciones que han causado. En muchas ocasiones no creen ser merecedoras de felicidad. Por lo cual, consciente o inconscientemente bloquean esa posibilidad siempre.

“Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitas a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames […] me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado.” ****

        ¿Cuántas personas anhelamos lo que no podemos tener? En sí, eso  no es algo anormal. Lo complicado es cuando dándonos cuenta de que no podremos conseguir lo que queremos es cuando más lo buscamos. O como creo que es el caso de lo que le pasa a Oliveira con Maga, que desea estar con ella porque no la tiene, pero prácticamente la aborrece cuando están juntos. Esta es otra de las dificultades auto impuestas que conllevan las tendencias autodestructivas.

        Por otra parte, creo que lo que siente Oliveira por Maga no es amor. Para Horacio, Lucía actúa como un sustituto para llenar una carencia afectiva suya. Cuando alguien tiene este tipo de privaciones intenta tener una relación, normalmente las cosas no funcionan bien, puesto que la misma falta de amor que ha experimentado el sujeto le impide conocer la forma en que se ama de una forma sana, dado que no ha contado con el aprendizaje por experiencia propia.

 “La vida, como un comentario de otra cosa que no alcanzamos, y que está ahí al alcance del salto que no damos.”  *****

Parecería que Horacio ve la vida como algo lejano y ajeno. Tal vez tiene que ver un poco con lo que dice con respecto a la Maga, que ella nada en el río, mientras que él lo mira de lejos. A pesar de todo el conocimiento que posee, no es capaz de vivir, se encuentra en un estado auto excluyente de la vida y lo que acontece en ella.

Coloca la vida en un lugar inalcanzable para él. Se ha vuelto un hombre que no sabe vivir, que la ve desde la mirada de otros (literatos, pintores, amigos, etc.), pero no la puede vivir desde sí mismo. Vuelve a la misma dinámica de privarse de la felicidad, y así como lo plantea él, es privarse de la vida, no ser merecedor de una vida feliz.

Con esto concluyo mi análisis, sabiendo que podría continuar ahondando más en esta y en las demás facetas de este individuo tan enigmático y cautivador por su increíble complejidad.

Bibliografía:

Cortázar, Julio, Rayuela, 13ª ed., Buenos Aires, Argentina, Sudamericana, 1972, 635 pp.

6a00d8341bfb1653ef01901df522f4970b

Notas.

* Cortázar, Julio, Rayuela, 13ª ed., Buenos Aires, Argentina, Sudamericana, 1972, pp. 189-190

** Op. cit. pp. 277-278

*** Op. cit. p.379

**** Op. cit.  483

***** Op. cit. p. 522

 

Narayana Santiago Balmaseda. (México, D.F., 1988). Psicoterapeuta, actualmente se especializa en logoterapia. Amante del arte.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s