Pícaros

Por Rosario G. Towns

“y también tu soledad iba untadita al caos de la mía”

                             Nery Córdova

Santifiquemos esta altura

que nos conserva  niños en su todo.

Por el fleco al viento se vaya mi sueño

y se encaje otra distancia entre tu mano abierta;

a carcajada limpies el momento

y mi temblor de raíz, entone novedad.

 

¡Cuánta primavera en esta fraternidad continua !

 

Espero tu falda-paracaídas al ampliarse

y el blup de tus senos que comienzan.

También a una cuarta de mi cintura

habrá un erizar de migración y cosquilla

que has imaginado con antojo.

 

Nuestros lunares engrosarán constelaciones,

el sudor ayudará a la tierra que dejemos

y el acelerado intro pecho inflamará estas iniciales.

 

Al fin ser ángeles como en el libro grandioso

y que ninguna edad nos alcance  la carne;

invadir el cuarto de verdad escuchable

y juguetear como zorros tras un arbusto.

 

Es cosa de empatar las manos,

llegar al número a una voz,

hacer grande lo que reste a espaldas

y ver cuánto se nos viene a las narices.

 

Tú, yo, puntuales este borde reducido,

pensemos lo jurado a fuerza de sermón

al batir cada vello como plumas diminutas

y enternecer este holocausto.

PICAROS2
Fotografía de Yozajandi Hernández

 

 

María del Rosario García Towns (México, D.F., 1966). Coordinadora de eventos en Casa del Poeta Mexiquense. Dice tener un pacto con la poesía, si algún día la deja, que sea sin aviso, como cuando llegó.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s