Número 15. Vintage

La añoranza de etapas pasadas de nuestra nos invade constantemente a lo largo de ésta. Y basta con poner atención a las conversaciones que sostenemos con los amigos: en algún punto de la charla, casi de manera obligatoria, sacamos a relucir un enorme catálogo de vivencias de “cuando éramos más jóvenes”, y que además alberga los mismos chistes que se cuentan en cada reunión anual; finalmente,  cerramos sus páginas con el indiscutible “en nuestros tiempos todo era mejor”. ¿Pero qué tan irrefutable es en realidad esta aseveración? Estamos hartos de escuchar a nuestros padres repetirla cada vez que confunden la interferencia radiofónica con el hit musical del momento, cuando critican nuestra vestimenta y la forma en la que hablamos. No obstante, nuestros abuelos también se escandalizaron con la juventud de sus hijos; casi podemos asegurar que repetiremos el patrón. Tal vez hemos construido “la época de antaño” como un mito que nos ayuda a mantenernos convencidos de que nuestra vida ha valido la pena, por lo menos en algún momento. Es por ello que en la presente edición, Morbífica explora a través del tema sobre “Lo Vintage”, aquellos tópicos que nos hacen asegurar que “antes todo era mejor”.

 “Desconocidos” de Jorge Gómez nos confrontará con la situación de desconocer a alguien a quien alguna vez consideramos sumamente cercano; “Cajón de olvido”, de Eduardo Martínez, nos muestra una añoranza encarnada. Le traemos un artículo que nos dice por qué algunos teatros de la ciudad son la materialización de La belle époque. Lo invitamos a conocer la obra de Federico Gamboa, Santa, como un modelo recurrente en la creación de narrativas fuera de la literatura. Le presentamos el trabajo del artista visual Carlos Guerrero; y, finalmente, traemos un dossier fotográfico con el que suspirará por aquellos días que no volverán.

Estimado lector, dé rienda suelta a la memoria, presuma a todo mundo por qué “sus épocas” fueron tan buenas; no obstante, le recomendamos hacerlo  con cierta prudencia, pues quién no desearía permanecer por siempre en “La bella época”.

Viintage

 

Los editores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s