(Posible) Adiós a los museos(?)

bellas-artes11
Foto vía Pulso

En un decreto presidencial, del que se habló poco, se estableció un incremento en el costo a la entrada de doce 12 museos en la Ciudad de México. Todos los catalogados como “Recinto Tipo 1” tendrán un costo de $60 pesos, si bien en el Museo del Palacio de Bellas Artes (la entrada antes costaba $49) no implica un gran incremento, en el resto (Museo de Arte Moderno y Museo Tamayo, cuyas entradas antes costaban cerca de $20) el incremento consiste en cerca del 200% del precio. Dicho decreto, además anuncia que no pagarán entrada las personas mayores de 60 años, los menores de 13 años, jubilados, pensionados, discapacitados, profesores y estudiantes en activo y los pasantes que cuenten con el permiso del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

Si bien lo anterior podría interpretarse como un incremento en los ingresos de los museos y algunos centros culturales (además ese dinero no saldrá de los productores de cultura ni de las poblaciones socialmente vulnerables), se debe considerar que comparativamente el salario mínimo ($70.10) apenas alcanzaría para una entrada a un museo. Esto obliga a las personas a una decisión de supervivencia básica: la comida no es prescindible, la cultura (a ese costo) sí.

Las visitas obligadas a museos, ya por un paseo escolar, ya por una tarea asignada en la escuela tendrán que ponderarse con el factor económico. El estudiante/menor de trece años ingresa gratis, pero el acompañante (regularmente algún familiar) tendrá que depositar la nueva cuota en la taquilla. Quizá sea una medida para que los padres adolescentes también sigan en la escuela y concluyan sus estudios a pesar de tener un hijo a la edad de catorce o dieciséis años, un incentivo para que los jóvenes que egresan del bachillerato y los jefes de familia, que no pudieron, continúen con estudios universitarios y para que aumente la plantilla docente: museos gratis para profesores y estudiantes en activo.

El incremento en el precio a las entradas de museos tendrá la consecuencia de alejar a la población de estos lugares: la masa queda lejos de la cultura gracias a un simple detalle estructural. Si buscaban más dinero para la cultura, ya hay una medida para que se perciban mayores ingresos, pero ello dependerá plenamente del mercado; el tiro de gracia a los museos estará en manos de los consumidores.

 

Con información de

Aristegui Noticias

Excélsior

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en Mediarteducation y comentado:
    Otra jugada #Tovar #Nuño regalándose, recintos a sus cuates.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s