El Muertho TJ: Músico, renovador, artista y viejo decrepito

Por: Daniel Montes

El nombre “verdadero” de este músico no importa, El Muertho fue nombrado así por la propia gente que lo escuchó en sus inicios en un tianguis sobre ruedas de Tijuana. Su nueva identidad obedeció tanto a su aspecto sombrío como a la temática y melodía de sus canciones.

   Su indumentaria y maquillaje tienen como objetivo formar una identidad personal. Sus letras versan sobre temas controvertidos en la sociedad como el suicidio, las drogas, el sexo y, sobre todo, la crítica religiosa. Sin embargo, el humor es un elemento indispensable en su obra ya que es una manera de que la gente no se quede con un mensaje desesperanzador, según ha mencionado en entrevistas.

   Para difundir su palabra sólo se ayuda de un teclado que repite los mismos beats pre-programados y un micrófono que proyecta la voz cavernosa, cruda, atonal y sin distorsiones que lo caracteriza.  Entre sus canciones más populares desfilan los nombres de “Malandro”, “Viejo decrepito”, “Cristo ha regresado”, “Satánica” y “Rock para Satán” esta última en donde propone que quizás lo que el señor de las tinieblas necesite para aplacarse no es el odio de todos los religiosos sino una canción con la cual bailar.

en vivo
El Muertho TJ en una de sus presentaciones

   En tanto a su aversión a los dogmas religiosos sólo se entiende cuando se conoce su pasado pues él mismo fue un fanático quien sólo salió a flote tras estar sumergido hasta el fondo. Por eso ahora apela a una renovación de las tradiciones y desacralización de las creencias que atan al ser humano y que lo colocan en contra de su naturaleza. Está también en contra de la hipocresía y del término tan de moda: la doble moral. “Todos tenemos un monstruo y un cristo adentro, hay que darle luz al cristo” es otra de sus frases que condensan su filosofía. Asimismo, tienen un lista de mandamientos en donde por si queda duda se puede consultar su renovada manera de pensar.

   Aparte de su quehacer musical, es una pieza significativa de Navajazo (2014) proyecto fílmico dirigido por Ricardo Silva. De igual modo, actualmente realiza una historieta en su página personal llamada “Mundo Diabóliko” en donde deja ver un poco la vorágine de ideas que rondan por su cabeza.

En conjunto se puede decir que el Muertho es una figura especial del arte. Sí, del arte, desarrollado en lo naíf y complementado por los actos performáticos. Es, además, trasgresor e idealista que por medio de sus expresiones busca difundir una nueva manera de pensar en la sociedad, en la mexicana al menos. Por eso es que su voz, es una de esas voces que sólo pueden nacer de las crisis existenciales experimentadas a lo largo de la vida.

   Evidentemente no es apto para todo público, en especial, si son fanáticos religiosos o parte de las “pléyades” culturales ávidas de prejuicios.

 

Fotografías vía: El Muertho Tj

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s