Soy espejo me reflejo tengo cara de…

Estimado Pedro:

Me permito escribirte estas líneas para darte un consejo que va contra tu naturaleza, y  es que dejes de comportarte como un pendejo, no, no te me alebrestes no te estoy insultando te estoy tratando de ayudar.

¿Te acuerdas cuando en enero de este año quisiste destaparte para la presidencia? ¿En serio eso no te pareció una pendejada? Seguro esperaste que tu destape fuera una bomba en los medios, pero para tu sorpresa y decepción la nota pasó de noche y en patines, Pedro no eres Carmen Aristegui a ella si la corretean para que se destape, si un día decide hacerlo esa nota paralizara las prensas, pero, tú no eres ella, no tienes su fama ni sus seguidores, ni su carisma, nada, ¿por qué tomaste una decisión así? Pero bueno, no es la primera pendejada que haces ni la más grave.

En tus programas te la dabas de ser el portador de valores familiares, hasta con participaciones en el teletón. Seguro habrá quien te dijera que ser tan persignado era jugar al pendejo, ¿y qué paso? Le pusiste los cuernos a tu vieja (conste así le dices, no te refieres a ella como esposa, pareja, no, tú la reduces a una vieja) ya ves, dicen que jalan más un par de nalgas que una yunta de bueyes y todos los valores que tanto presumías, te valieron pito, fuiste tan pendejo que seguro creíste que nadie se daría cuenta, cuando estamos en la era en que cada persona tiene un teléfono con cámara de video y grabadora.

Imagino la cara que pusiste cuando el rumor comenzó a correr, debiste de sudar como un condenado a muerte, quizás hasta estabas pensando en inventarte algo, así como que era una joven con poca convicción religiosa y que tú te citabas con ella para enseñarla a rezar, idea que se habrá hecho pedazos cuando una conversación se filtró, y ella decía que nada más la veías y la encuerabas, tan santito que te veías en el teletón y resultaste tan cachondo como un proxeneta de la merced.

¿Creíste que con una disculpa pedorra los medios lo olvidarían? ¿No crees que fue muy pendejo de tu parte lanzarte a la presidencia e imaginar que ese tema no saldría a colación?

Ahora ya todos sabemos lo que paso, un joven en una conferencia te cuestiono sobre el tema, lo acepto la pregunta era insustancial, una pendejada pero lo más inteligente que se te ocurrió hacer fue decirle “eres un pendejo.

Me viene a la memoria aquella vez en que un periodista te cuestiono sobre tus claras tendencias panistas; cuál fue tu respuesta? “Eres un pendejo.”

Si, Pedro, cada vez que te sientes atacado te da por pendejear a medio mundo, y eso sólo te deja como un pendejo.

Te disculpaste con el joven, (se notó que lo hiciste por compromiso) lo llamaste amigo (aunque se nota que lo quieres como enemigo) y lo invitaste a que se reunieran, ¿con que fin? Ya quedo claro que no te quiere de presidente, ¿Qué cosa le dirás? ¿Qué tu error como esposo no te incapacita para ocupar un cargo político? Eso ya fue, si no lo hiciste cuando te lo pregunto ahora ya no cuenta.

¿Te imaginas si llegas a la presidencia? Cuando haya reuniones con otros jefes de estado en el que haya alguna desavenencia ¿sabes que es lo que les dirás? “Eres un pendejo”. Ya hasta te imagino practicándolo en inglés.

¿Cómo iba ese dicho? “Quien pendeje al pendejo gran pendejeador será” Bueno, como sea te recomiendo hagas algo inteligente, retírate de tus aspiraciones a la presidencia, no tires tu dinero a la basura con una candidatura que sólo despertara lastimas, quédate con tu canal de YouTube, sigue con tus noticias, ten una vida tranquila, ya…deja de comportarte como un pendejo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s