¿Tienes algo qué decirme?

el

Hace algunos días circuló por las redes sociales un experimento que realizaron “cuatro chavas” de la Ciudad de México. En dicho video las chicas salen a la calle en ropa “provocativa” y enfrentan a los presuntos acosadores, preguntándoles si tenían algo qué decir.

          Aclaremos esto, yo soy mujer y sé perfectamente lo que es que te estén molestando mientras caminas por la calle, sea con ropa “sexy” o no. Hay caballeros que no tienen la educación suficiente como para saber que no te interesan sus comentarios, que tú simplemente tienes la necesidad de estar pasando por ahí, pero últimamente siento que nos estamos saliendo del verdadero problema.

          Para mí, como mujer, me preocupa el hecho de la inseguridad que se siente ante dichos ataques, pero también soy consciente que no somos las únicas que los sufrimos, tengo amigos, sí, hombres, que me han dicho que les han gritado en la calle, incluso los han tocado dentro de bares o el transporte público ¿pero por qué ellos no pueden decir nada? ¿Se les quita lo machos si se quejan?

piropos-acoso-sexual

          El acoso es un problema social, no solo lo sufrimos las mujeres (aunque sí en mayor medida), dicho problema radica en la educación, en la manera en que nosotros mismos permitimos que nos traten y no nos confundamos, no solo pasa en México, me tocó verlo en España y Francia, hombres que te chiflan o dicen leperadas mientras vas caminando tranquilamente por la calle.

          Todos sabemos que México es un país machista, en donde la educación hacia el hombre sigue siendo distinta a la de la mujer, pero seamos conscientes, cambiar esto no se logrará de la noche a la mañana, necesitamos educar a nuestros hijos, primos, sobrinos, amigos para que no violenten contra ningún ser viviente. Así es, a ningún ser viviente, nadie merece maltrato, así sean hombres, mujeres, niños, animales o quimeras, todos merecemos respeto.

          Lo que no está chido es que comencemos a ver a todos los hombres como seres malos que nos quieren hacer daño, porque no es así, a mí me han tocado chavos que me defienden o me ayudan en situaciones de peligro o ante evidente acoso. Y tampoco está chido que las mujeres tomemos un papel ultra revolucionario y ya no queramos hacer nada, tomemos como ejemplo la entrevista que se le hizo al Julión Álvarez hace algunas semanas que dio mucho qué decir en las redes sociales: mujeres con pancartas en las que mencionaban  no saber trapear pero tener una carrera o maestría. Yo, personalmente, no le veo nada de malo a saber trapear, no te denigra, no te hace más o menos mujer y tampoco no saberlo, para mí el problema radica en cómo nos tomamos las cosas, para mí fue más fácil reírme y dejar el problema de lado (si se lo pregunta, sí sé trapear) a mí como mujer, estudiante o ama de casa, no me afecta el hecho de que dicho artista haga comentarios de ese tipo.

          Siento que estamos utilizando nuestro poder social para quejarnos de problemas en lugar de solucionarlos, y nos estamos yendo a extremos que pueden llegar a ser muy violentos si se salen de control. Mi único y último comentario al respecto es que luchemos porque nuestra situación cambie, pero no a través de un like, un video o un comentario, sino con muestras de respeto y transmitiendo educación.

 

Si quieres ver el experimento da clic aquí

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Mauricio Aguilar dice:

    Muy llano, plano, soso, común, poco informado, mas, bien intencionado, texto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s