Una mala escritora de canciones ¿puede escribir un buen libro?

Aclaro algo desde el inicio, no me gusta Amandititita, su concepto musical me parece aberrante, su voz de ardilla me saca de quicio, sus opiniones en Sin embargo me parecían los debrayes de un hipster de Coyoacán, cuando la entrevistan me parece una sangrona, en síntesis Amandititita no me cae bien, nada bien. Por eso cuando me entere que había sacado un libro me imagine lo peor, de inmediato me pregunte “¿Qué calidad literaria puede tener una persona que escribe canciones que se titulan -cerebro de caca- o -El mamón-? Mi sorpresa fue mayor cuando descubrí que el prologo lo escribió Guillermo Fadanelli, un autor al que respeto mucho. Fue por esta razón por la que hice a un lado todos mis prejuicios  y me aventure a leerlo, cuando lo termine me dije “tú no sabes nada Jon Snow”, el libro me sorprendió muy gratamente, es un excelente trabajo.

“Trece latas de atún” es el título de este libro que yo catalogaría dentro del grupo de “autoficción” ya que no es una novela pero tampoco la podríamos definir como una autobiografía sin embargo se vale de ambos géneros para desenvolverse, a la vez incluye una colección de relatos urbanos que contienen mucha crudeza y algo de humor negro, estamos entonces ante un trabajo ecléctico que atrapa al lector desde la primera página.

Todos los textos están escritos con soltura pero también con mucha garra hay algunos pasajes que te dejan un hueco en el pecho, Amanda Escalante (verdadero nombre de Amandidtitita) cuenta las experiencias con su madre alcohólica, sus desavenencias amorosas, no oculta el dolor que ha vivido pero tampoco se victimiza ante el lector, se puede sentir la honestidad en cada palabra e idea que nos comparte.

Otra cosa por la que en un principio desconfié de este libro es debido a que actualmente las editoriales se encuentran en números rojos y por ello se valen de “celebridades” (aunque sean tristemente célebres) para asegurar sus ventas, es por eso que ahora tenemos en las librerías mierdas irredentas de Jordi Rosado, tips de belleza de “Yuya”, y hasta consejos para ligar (válgame Dios) de Gabriel Montiel mejor conocido como Werevertumorro o los “poemas” de Dulce María.

Como ejemplo los dejo con uno de los mayores vendedores de libros de Latinoamérica.

Da click AQUÍ para sorprenderte aún más con sus ventas.

hola_soy_german

Discúlpenme…necesito un minuto.

llanto

Mejor regresamos al libro del que estamos hablando mientras aun puedo contener mi llanto;

Hay algunos pasajes del libro de Amanda Escalante que requieren una segunda y hasta una tercera lectura pero no para comprenderlos mejor sino para volver a disfrutar lo que se ha leído. Destaco particularmente; “La hija del diputado”, “Fans genéricos”, “Dignidad inútil en tenis Puma” y “Dos años sin verlo”.

Entre lo más destacado también está la manera en que narra sus experiencias con Sony Music, desmitificando la idea de que al firmar contrato con una disquera llegan los millones de dólares, Amanda Escalante nos narra sin tapujos y de una manera descarnada como la llegada de la fama no necesariamente viene de la mano con la fortuna, incluso a veces la acompaña la desgracia como en su caso, en donde perdió el derecho sobre más de treinta canciones.

Mucha gente tiene la creencia  de que salir en la televisión es igual a tener dinero y vivir en departamentos enormes, la realidad al menos en México es muy diferente, las giras promocionales, las firmas de autógrafos, las presentaciones en eventos radiales no dejan un sólo peso, y si lo hay seguramente lo recibe la disquera, así los artistas, los creadores del material se ven despojados del producto que crearon, se la pasan trabajando gratis y aun así cada vez que tienen un micrófono enfrente le dan las gracias a la disquera por el apoyo.

Ahora entiendo porque Fernando Delgadillo permaneció tanto tiempo como independiente, por decisión propia.

Ya para concuir hay algo que me parece extremadamente curioso, Amanda Escalante, es una mala compositora o al menos personalmente no me gusta lo que hace, pero que escribió un muy buen libro, caso contrario a Bob Dylan que es un gran escritor de canciones pero cuando dio su paso a la literatura fue desastroso, si no me creen intenten leer “Tarantula” y luego me cuentan cómo les fue.

Me despido con mensaje bipolar me declaro un acérrimo detractor del trabajo musical de Amandititia pero también como un lector que espera ansioso su siguiente libro.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s