El incomprensible éxito de Xavier Velasco

Xavier Velasco es una de las estrellas de rock de la literatura nacional, abarrota los auditorios en donde se presenta, aparece lo mismo en canal once que en algún programa de televisa y sus libros se venden como tortillas.

Me he roto la cabeza tratando de explicarme ¿por qué? ¿Por qué este escritor mediocre es tan exitoso? Y no, no es que no haya otros casos parecidos, pero a esos les puedo hallar algún sentido; Paulo Coelho vende libros de autoayuda disfrazados de novelas, cuyas “tramas”están cargadas con la complejidad filosófica de un comercial de coca cola, sin embargo sabemos que a mucha gente le gusta leer obviedades; además, es un secreto a voces que Coelho es un vendedor de humo, y el punto es que no conozco a un lector serio que pueda defenderlo, cosa contraria al caso de Velasco, quien tiene un nombre respetable entre los miembros de las letras en México, una columna semanal en Milenio y ha sido jurado en algunos certámenes literarios, tiene fans que lo defienden como si el tipo fuera un iluminado, por lo que repito la pregunta ¿por qué?

 

velasco

 

¿Cómo supe de él en primer lugar? Pues por su fama, además muchos de mis conocidos,quienes  me decían “tienes que leer a Velasco” “¿No lo has leído? ¡No sabes de lo que te has perdido!” -Dios, nunca creí que mis amigos me odiaran tanto- Convencido de que el tipo era un buen escritor, compré varios de sus libros de un jalón, juro que empecé a leerlo con toda la intención de que me gustara, dicen que el camino al infierno está lleno de buenas intenciones.

El primero que leí fue Éste que ves las primeras sesenta paginas son prometedoras, pero después cae en un abismo de incoherencias y superficialidades del que no se recupera, La edad de la punzada es peor, el único capitulo rescatable es “p’al chesco joven”, lo demás es para el olvido. Ambos libros son las autobiografías de la infancia y adolescencia del autor que sólo me revelaron a un niño mimado, malcriado, pervertido, y a un adolescente narcisista y sociópata.

El siguiente que leí fue el libro con el que Velasco alcanzo la fama debido a que fue el ganador del premio Alfaguara, Diablo Guardián un libro irregular que tiene un par de momentos entrañables, pero que tiene consigo al personaje que más he odiado en mi vida: Rosalba, que se cambió el nombre por Violetta, cuya única aspiración en la vida era la de tener dinero, echar desmadre y convertirse en puta.

Sólo me faltaba Puedo explicarlo todo. Lo leí y sigo sin explicarme qué es lo que le ven a Xavier Velasco.

Sin embargo, esta vez hubo algo distinto, el libro empezó bien, realmente bien. Puedo explicarlo todo es la historia de Joaquín, un joven que se quedó en la calle,  acaba de salir de la cárcel, pasa por el fin de su matrimonio y, a pesar de no tener nada, parece que aún tiene mucho que perder, pues se comprometió a escribir un libro de auto ayuda para un moribundo escritor megalómano que parece un gánster italiano y, si no lo entrega sus hijos, lo regresarán a la cárcel o a una tumba. Su única aliada es Imelda, la mujer que arruino a su familia y de la que él estuvo enamorado.

La novela es de casi ochocientas paginas y durante doscientas sesenta es excelente, hasta llegue a creer que por fin lo lograría, me convencí de que Xavier Velasco por fin entregaría un buen libro, pero esperé demasiado, Puedo explicarlo todo naufraga en la mediocridad después de un planteamiento interesante. Alrededor de la página trescientos es como si el autor tuviera miedo de no poder salir de la historia que estaba desarrollando y prefiere tirarla a la basura. La historia pierde el tono y se vuelve inverosímil hasta caer en el ridículo, les cuento un pedacito:

Una noche Joaquín estaba oculto en su antiguo departamento cuando una niña de nueve años que vive en la casa de atrás toca a su puerta para pedirle que robe al conejo de su prima, ya que ésta lo va llevar a su escuela para destazarlo; Joaquín -como si no tuviera mejores cosas que hacer decide ayudarla- después descubre que la niña es hija de una vecina que a él le gustaba cuando era niño, decide conocerla se hace pasar por psicólogo y se convierte en el terapeuta de esa mujer, la niña regresa para decirle que ahora se roben un perro, se lo roban, etc.

La trama tiene cosas que me son imposibles de creer: una niña está triste porque van a matar a un animalito de su casa, ¿en serio le va ir a pedir ayuda a un perfecto extraño que vive en una casa abandonada? No sabe nada de esa persona puede ser un ladrón o un asesino, ¿no sería más viable pedir ayuda de un amiguito de la escuela o robar el conejito ella misma y regalarlo por ahí? Lo más triste es que esta subtrama es el menor de los problemas de este libro.

Hay muchos, pero muchos pasajes repetitivos, -Joaquín como terapeuta de su amor del pasado o las interminables secuencias en las que recuerda cómo iba a velorios acompañado de su mentor, Isaías Balboa, para enamorar viudas-,  Joaquín desarrolla un código de comunicación, por eso hay pasajes de la novela escritos en clave y te incluye un tablita para ir descifrándolos, lo cual entorpece mucho la lectura, más aun si como en mi caso lees en el transporte público, otro problema son los personajes; Imelda es la calca del personaje de Violetta, y Joaquín el de Pig; ambos de Diablo Guardián pareciera que hasta ahí llego el abanico creativo de Velasco.

Lo que más me molestó es que el protagonista tiene problemas serios, no tiene donde caerse muerto, su cabeza tiene un precio pero  él está más preocupado por jugar con una niña y por hacer el imbécil con el amor de su infancia, ¿si al protagonista no le importa su vida por que le debe de importar al lector?

Lo que parecía una historia prometedora se convirtió en una comedia de pastelazos, en el guion de una película de capulina.

En síntesis Xavier Velasco tiene libros con buenos momentos frases ingeniosas, pero al menos a mi juicio siempre terminan siendo fallidos, nunca pasan de las meras intensiones. Entonces ¿por qué posee tanto prestigio?

Creo que es por lo siguiente, Diablo Guardián es su libro menos malo y creo que si me agarran de buenas podría llegar a decir que es aceptable, hasta puedo entender que haya personas que lo disfruten, se lee muy rápido, tiene momentos realmente divertidos y hay un par de monólogos de Pig que realmente valen la pena; creo que el nicho de seguidores de Xavier Velasco llegaron con este libro y han permanecido con él desde entonces, de hecho con varios encuentro comentarios como:

“El nuevo libro no es como Diablo Guardián pero no está mal”

“Tú sabes a Velasco hay que leerlo porque es chévere y dices cosas que otros no, no se censura y escribe lo que se le antoja.”

“Velasco es lo de hoy, hasta el más malo de sus libros te deja algo que te ayuda como que a pensar, ¿no?”

hands.gif

Lo que me consuela es que al menos no soy el único loco al que no le gustan los libros de Velasco, Emmanuel Carballo opinaba esto: “Ahora se lee a Laura Esquivel y Xavier Velasco, escritores de segunda, tercera y cuarta categoría, facilones, para secretarias que mascan chicle y para muchachos que no tienen la menor cultura literaria.” Desde esa novela los siguientes libros se han vendido bien pero ninguna ha sido el boom, que significó aquella. Lo más destacado que ha hecho en los últimos años ha sido sacar una edición conmemorativa del Diablo Guardián, lo que me lleva a pensar que Xavier Velasco es un one hit wonder literario que se las ha arreglado para mantener su vigencia.

Cada nuevo libro es acompañado de una fuerte campaña publicitaria Velasco desfila por los canales de televisa, tv azteca, canal once; las librerías se abarrotan con su imagen, y por supuesto con sus libros, algo que es tan publicitado tiene que ser muy bien vendido. Pero sin importar que nuevo libro esté presentando, por lo regular termina hablando de Violetta, y del proceso que llevo para escribir Diablo Guardián, hasta parece que ya lo hace en automático. Visto así, Xavier Velasco es el burro que toco la flauta, y es una lástima que habiendo tantas jóvenes promesas en el medio literario mexicano, se le dé tanta atención a un escritor que en el mejor de los casos ya dio lo mejor que tenía que dar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gracias, muchas gracias. Pensé que era la única que no sólo no lo consideraba un buen escritor sino que realmente me causa repulsión. Intenté leer “Diablo guardián”, pero no conseguí llegar al final y miraba como todos a mi alrededor hablaban maravillas de esa novela y más aún de su autor a quien realmente me molesta ver y escuchar en las entrevistas por mamón, extremadamente narcisista e insufrible.

  2. Alberto Fernandez dice:

    Esos que lo repudian se ven reflejados en sus personajes o en sus deseos super reprimidos,,,,

    Una pregunta? si te molesta tanto, por que leiste casi todas sus obras¡?

    jajajaja

  3. tlacuache dice:

    Tiene mérito esta crítica, para la cual compraste los libros de este sujeto, yo me hubiera limitado a uno solo, sino fuera porque el autor me repugna. Intuyo que su club de fans se encuentra entre las multitudes que en su vida leerán a escritores como Rulfo o Arreola (para hablar de los mexicanos), mucho menos Borges, Onetti…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s