Por una pornografía libre

el

Qué es la pornografía, sino la exaltación en su máximo sentido de los placeres, sensaciones y del cuerpo mismo. Para muchas personas esta está satanizada por el contenido que maneja y los imágenes tan explícitas que muestra; sin embargo, tachar a la pornografía, ¿acaso no es imponer la moral y los prejuicios sociales? Seamos sinceros, a la hora de querer ser abiertos a este tipo de temas, la sociedad impone tantas cosas, que uno poco a poco de cierra a las posibilidades.

En este caso y hablando específicamente de la pornografía, ésta va un paso más allá de los considerado ‘’erótico’’, ya que se sale de la norma al mostrar aquello que en el erotismo nos oculta, y es que de eso se trata, que mientras el erotismo nos deja a la imaginación, la pornografía nos muestra todo sin el menor pudor.

George Bataille, en su libro El erotismo, propone que el erotismo es algo íntimo del ser humano, que se diferencía de la sexualidad animal que lo lleva al trastorno; desde este punto de vista, la sexualidad animal tendría que ser la pornografía. Sin embargo yo no lo creo así, la pornografía no resultaría algún tipo de sexualidad animal, al contrario, sería un aspecto más de esa intimidad sexual del ser humano.

bataille

A través de imágenes violentamente explícitas la industria pornográfica se ha ganado un gran número de adeptos, que en busca de rebasar el límite de lo permitido se da el placer de llegar a esa línea que se le tiene prohibida al erotismo. A la pornografía no se le permite ser exhibida con tanta libertad por el riesgo que se corre a profanar la humanidad y mostrar el lado más animal del ser humano.

Partiendo de este punto, la pornografía será siempre el primo incómodo del que nadie quiere hablar, pero del que todos quieren saber. Por otra parte, habría que mencionarse, que la pornografía no sólo se condena por el hecho de ir contra la moral,  sino que también hay que tomar en cuenta que ésta se ve criticada por sectores sociales; ya sea que se tache de misogina o que es una aberración por aquello del sexo homosexual. Pero siendo sinceros, la pornografía más allá de provocar el lívido sexual animal, más bien provoca una doble moral y santurronería que terminan por minusválidar la estética que la rige (que bien podría ser una estética de los grotesco).

Como sea, la pornografía ha logrado posicionarse entre lo más consumido, tanto así que ahora es una gran industria donde lo más importante es consumir sexo, SEXOSEXOSEXO. Obviamente, tenía que abordar este tema, ya que en el erotismo el cuerpo está presentado para ser observado y admirado, en la pornografía el cuerpo se convierte en el objeto de deseo y se llega a él. En ésta, el cuerpo es el receptor de todas las sensaciones y no se trata de ver y ya, sino de estar abierto completamente ¿Será acaso ésta la razón por la cual la pornografía se sataniza? ¿Por qué todo es transparente y no se debe dejar nada oculto?

Yo considero personalmente que la pornografía es un camino más para conocer los límite sexuales del ser humano, por otra parte, también está  contribuye a la experiencia individual del conocimiento sexual propio. Y es que vuelvo a lo mismo, sí la pornografía se trata de todo cuerpo e instintos, ¿que ésta no es puerta a la autoexploración y conocimiento del cuerpo a través de la sexualidad?

Mi teoría es que el rechazo de la pornografía se debe a que también hay un rechazo explícito del cuerpo humano como tal, a los fluidos y sensaciones que éste puede tener y generar y realmente me parece sorprendente que en pleno siglo XXI, la sociedad tenga un rechazo a lo corpóreo, ¿será que como el siglo XXI está basado en lo efímero y lo inmediato, detenerse a pensar en los placeres sexuales es perder el tiempo? Sin embargo, es una gran paradoja en sí misma que se rechace el cuerpo, puesto que finalmente, todo el mundo piensa, práctica y quiere sexo.

Finalmente, hay que volvernos PRO pornografía siempre y cuando a través de ésta se conozca más a fondo el cuerpo y la naturaleza humana. Y ya siendo sinceros, no hay nada más placentero y animal que dejarse llevar por los instintos y ceder al sexo sin tapujos y la pornografía (como ya lo dije) es una puerta a esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s