Lecturas del basurero: Veronika decide Morir

Esta semana Lecturas del basurero trae hasta a nosotros al único e indiscutible rey del meme, Paulo Coelho; un autor muy polémico, criticado en cada rincón del globo terráqueo al que han llegado sus libros; sin embargo, eso no merma ni un poco sus ventas, ya que son ofrecidos hasta por los vagoneros del metro.

“En esta ocasión productos de alta calidad le viene trayendo hasta la comodidad de su asiento, un libro del afamado escritor Paulo Coelho, un libro recomendado por psicólogos y pedagogos, o si lo prefiere tenemos a la venta cuadernos para colorear de los Muppets”

vagonero

¿Pero por qué es tan atacado Paulo Coelho?

“Lo que ahoga a alguien no es caerse al río, sino mantenerse sumergido en él”.

Paulo Coelho

Si, podríamos empezar por sus frases, ideas ridículas que intenta disfrazar con un trasfondo filosófico, pero también porque parece que el autor brasileño odia muchísimo a los libros, como olvidar aquella gloriosa metida de pata que cometio:

“Los autores de hoy quieren impresionar a sus pares. Uno de los libros que hizo ese mal a la humanidad fue el Ulysses, que es solo estilo. No hay nada ahí. Si tú disecas el Ulysses, da para un tweet”

Es irónico que diga que todo el contenido en la obra magna de Joyce cabe en un tweet mientras los libros de él son resumidos en memes. Por cierto, si Ulises le hizo mal a la humanidad, ¿qué daño querrá provocarnos él con sus libros? No me cuesta trabajo imaginar que escribe en la oscuridad en medio de carcajadas enfermas; estoy convencido de que Coelho odia los libros pero más que a ellos aborrece a los lectores.

¿Cómo llegue a esa conclusión? Pues lo leí, no quería dejarme llevar por lo que otros dijeran, así que me anime a comprar uno de sus libros (usado como siempre que tengo dudas de un autor) opte por “Veronika decide morir” lo leí y me dieron ganas de morirme, aquí la sinopsis:

“Veronika es una joven completamente normal. Es guapa, no le faltan pretendientes y tiene un buen trabajo. Su vida transcurre sin mayores sobresaltos, sin grandes alegrías ni grandes tristezas. Pero no es feliz. Por eso, una mañana de noviembre, Veronika decide acabar con su vida. Sueños y fantasías. Deseo y muerte. Locura y pasión. En su camino hacia la muerte, Veronika experimenta placeres nuevos y halla un nuevo sentido a la vida, un sentido que le había permanecido oculto hasta ahora, cuando tal vez ya sea demasiado tarde para echarse atrás. Veronika decide morir plantea que cada segundo de nuestra existencia optamos entre la alternativa de seguir adelante o de abandonar.”

 

El primer inconveniente es que cae en el cliché donde caen todos los libros de autoayuda disfrazados novelas, la vida vacía, el dilema existencial.

En novelas de este tipo él o la protagonista, tiene una vida fácil, un trabajo estable, es atractivo o atractiva, no tiene problemas de salud, tiene una buena familia, personas a su alrededor que lo aprecian, es decir tiene todo menos algo de que quejarse.

Señor Coelho escriba cien veces “no debo escribir sandeces, no debo escribir sandeces”, y después le haría bien abrir un periódico o investigar las razones que orillan a una persona al suicidio, encontrará hambre, desempleo, desesperación, abandono, desilusiones sentimentales, enfermedades terminales y más. Lo que no hallará será esté titular “Joven hermosa con muchos pretendientes y vida fácil se suicida por tener una vida aburrida.”

Veronika intenta suicidarse tomando pastillas, despierta en el hospital, lo primero que ve es a una enfermera que le pregunta si gusta ser masturbada –sí, yo tampoco entiendo nada, pregúntenle a la mente chaqueta de Paulo Coelho- después se entera que los médicos la salvaron, pero las pastillas que tomo debilitaron tanto su corazón que le quedan unos cuantos días de vida.

El resto de la historia es sobre Veronika aprendiendo a disfrutar de los pequeños placeres de la vida, ahora que sabe que sus días en el planeta están por terminar.

Coelho también hace una breve aparición en la historia, se retrata así mismo como alguien reflexivo, agudo, inteligente, o sea, todo lo que no es él, está ahí porque se entera de la historia de Veronika y su filosa percepción le indica que hay una historia que merece ser contada.

paulo-coelho-memes

En el hospital se da la oportunidad de tocar el piano que había dejado años atrás, escucha las enseñanzas de un gurú maniático que fue de visita y se relaciona con Eduard, un joven que parecía autista, pero que en realidad era un talentoso pintor, quien un día discutió con su padre -un diplomático muy importante-. Éste le dijo que terminara una carrera y después podría dedicarse a pintar, incluso le dijo que lo ayudaría a exponer su trabajo, el joven dijo que eso sería tomar el camino fácil, el padre lo presionó para que se pusiera a estudiar y el berrinche del pequeño príncipe fue tan grande que lo mando al manicomio.

Parece que en planeta Coelho todos enloquecen por estupideces, pero el contacto con Veronika le hace recobrar la razón.

Ambos se enamoran y cuando llega el día en que ella debe morir, deciden escapar juntos del hospital para pasar sus últimos momentos en libertad, pero resulta que Veronika -quien había decidido morir- no muere, y el responsable de ello fue el médico encargado de su tratamiento: el doctor Igor. El médico decidió jugar a ser Frankenstain e hizo un experimento con la chica llamado “la consciencia de la vida.”

Se nos revela que Veronika había sobrevivido a su intento de suicidio sin ninguna secuela, pero el malévolo doctor Igor le dijo lo contrario y usó fenotal para generar en su organismo dolencias cardíacas y convencerla de su inminente deceso, buscaba que ella despertara “la conciencia de la vida y de esta manera alejara las ideas del suicidio, así cada día de su vida se convertiría en un milagro…” Bravo, maldito enfermo, espero que tengas una buen abogado por la muy segura demanda por negligencia médica y daño emocional.

El mensaje del libro cabría en un tweet: Ama la vida, mientras vives.

En resumen es una novela mediocre, con personajes idiotas y un final patológico y conveniente.

No digo que los dilemas existenciales o el preguntarse el porqué de la vida no sea importante, pero eso es más una pregunta para una situación límite, cuando estas agobiado por una enfermedad, por las presiones laborales o la ausencia de trabajo, cuando tienes una familia que mantener y no cuentas con los medios suficientes, es ahí cuando vienen estos dilemas: ¿Para qué me esfuerzo tanto si nunca se terminan los problemas? ¿Para qué sigo adelante si siempre encuentro el fracaso? Es en esas circunstancias en las que se necesita cultivar la fortaleza interior, no cuando tienes una vida fácil y aburrida.

Si no me creen, lean a Viktor Frankl el creador de la Logo terapia, que te ayuda a encontrar el sentido al sufrimiento que con lleva la vida, tan sólo consideren que él escribió su libro mientras estaba en un campo de concentración Nazi.

viktor

Es todo por mi parte y nos leemos la próxima.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Dani dice:

    Hola, todo lo que enmarca la novela no es generalizado, todos tenemos diferentes problemas y el de ella era que se sentía vacía a pesar de que lo tuviera todo pero no era así, a ella lo que le faltaba era ella misma y eso es lo mas importante. Tu estas viendo un solo lado sin ver el panorama completo tal vez tu no hayas pasado por algo así y da gracias a Dios no todo lo importante es material o las personas que te rodean nada de eso sirve si no te sientes tu. Así que un consejo no degrades una novela si no has investigado bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s