De vuelta al agua

El agua puede salvarte del ahogo. Incesante, impasible, el agua hace eco de lo que sabes: una hermana muy enferma, sin cura; un hermano que se bebe su gozosa muerte, una sobrina que lo lleva en la mandíbula. Papá solo alimenta su furia. Tú solías correr hasta que el dolor y la duda fueran iguales. Pero te cansaste de correr y llevaste al agua lo que sabías. Brazada dorsal, brazada lateral, patea y gira, sigue moviéndote para seguir a flote. Cabeza baja mantente dentro de las líneas. Aprende a respirar tras cada golpe. El agua quema la garganta. Cortar leña, cargar agua funciona pero algunos días debes cortarla.

 

Rhonda Houser
Traducción: Jazmín Morales Guzmán

Léelo en su idioma original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s