Una iglesia católica

El letrero afuera decía:

-ESTACIONAMIENTO EXCLUSIVO PARA LA IGLESIA-
Dios perdona
pero Kowaski y los hijos de Towing no

El padre Timothy habría sonreído.

Una vez me advirtió que había un cuarto con mi nombre escrito en el infierno después de que, accidentalmente, rayara su Cadillac de oro mientras llevaba a la figura de plástico del niño dios al nacimiento.

Le pregunté si mi cuarto estaba cerca al suyo. Me odiaba y yo lo evitaba como a la carne los viernes. Pobre Timothy. Murió en una mezcladora de masa; colapsó, a mitad del enunciado, sobre las galletas de azúcar y la limonada.

Su sobrino se quedó el Cadillac. Le pegó una colorida calcomanía de “Proderecho” en el parachoques.

 

 

Royce Jeffrey
Traducción: Jazmín Morales Guzmán

Léelo en su idioma original

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Interesante texto. Ácido. Me gustó. Creo que la traducción “pro-aborto” no es exacta pero se acerca a la ironía que quiere exponer el autor original. Saludos. 🙂

    1. Jazz Barnes dice:

      Busqué el término en distintas fuentes y ese fue el que le arrojó de manera más “académica”, pero gracias por el comentario.

      1. Sí, porque estrictamente no indica una posición a favor del aborto sino a favor de la decisión. Gracias por acercarnos al texto. Es genial.

      2. Jazz Barnes dice:

        Gracias a ustedes por leernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s