Ruido

Sé que estoy solo en mi cuarto. Sé que estoy solo en el mundo. No tengo miedo de estar solo. Pero estar solo no significa que no sepa qué está pasando en el mundo. Tengo 14 años. Estoy solo pero escucho, ruido…

El sonido que escucho es mi palpitar. Siempre es inestable cuando él está aquí. Jordan, mi padrastro. Escucho el ruido que viene de su habitación. Me pongo los audífonos pero sigo escuchando el sonido del miedo. Puedo oler el miedo tan bien como verlo y escucharlo. Tener que escuchar el sonido del llanto, golpes, súplicas, me hacen que quiera esconderme. Lo único que hago es esperar que ella esté bien. Mi madre. No puedo ayudarla porque tengo demasiado miedo. Ya no puedo soportarlo, cubrirme los ojos y balancearme hacia adelante y hacia atrás no detiene a mi mente. El sonido del miedo aumenta en la habitación, creo que es el miedo de mi madre, pero me doy cuenta que es el mio, escucho todo el miedo, las cosas que pueden ponerse mal. Ya no soporto más este ruido. Siento lágrimas caer por mi rostro, me deshago. Trato de huir más rápido que este ruido que me sigue como el agua que sigue a una ola que rompe en la costa. Corro y corro sin saber a dónde voy. Me detengo. Estoy en mi habitación. Perdido en mis pensamientos. Me doy cuenta que el ruido disminuye como si se desvaneciera con la memoria de mi pasado.

Faith
Traducción: Jazmín Morales Guzmán

 

Léelo en su idioma original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s