Las manos de mi hija

Una vez tocaron para un cuarteto de cuerdas de Edgar Cello Concertóo en Mi menor. Sus brazos danzaban con la caoba manchada de pino como compañeros, tirando de un lado a otro. Cazando ecos de Jacqueline du Pre y su problemática brillantez. Ahora buscan la pista de vena. Restos de carne una vez alineados por canales azul púrpura, ríos y arroyos borrados del mapa. Riachuelos encima de sus manos secas. Ella tocaba en medio de sus dedos como el punto fino de un alfiler, buscando por una apertura para inyectar entumecimiento bendecido. Su cello reune notad fantasma de polvo. Las manos de mi hija, instrumentos de traición. 

TJ Wood

Traducción: Jazmín Morales Guzmán 

Léelo en su idioma original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s