Que no se te escape Bojack, el caballo más excéntrico de Netflix

Llevo rato queriendo escribir algo acerca de esta joyita de Netflix, pero no quería hacerlo sin ver su más reciente temporada. A pocos días de haberla terminado, he descubierto que sigo siendo una fanática asidua de este guapísimo caballo.

Bojack Horseman no será territorio desconocido para los fans de Archer o Bob’s Burgers: una serie animada para adultos con su pertinente inyección de humor negro (¿qué adulto la vería, de no ser así?). El ritmo imparable de los diálogos, un marcador de este tipo de comedias, también se presenta aquí en la forma de una tras otra referencia a una cultura pop que ya no distingue entre altos y bajos: tanto se habla de Nicki Minaj y las Kardashian como de Sartre y J.D. Salinger. A veces profundo, a ratos irreverente, el caballito nunca deja de hacer reír. Esto se explica tal vez por el escenario donde se desenvuelven sus aventuras: un Los Ángeles donde animales y humanos conviven, se casan y procrean sin ningún problema.

bojack1

Pero vamos a lo bueno: ¿quién es Bojack? El protagonista de una entrañable family comedy, reconocido y bien pagado…allá por los años 90. El actor que conocemos años después conserva todo el dinero, mas no la fama. Las migajas de sus días de gloria se encarnan en la gente que lo reconoce en las calles o le pide autógrafos; con el nombre de su personaje, por supuesto. El Sr. Horseman vive lo que imagino deben de experimentar hoy en día un Chandler, un Joe, una Phoebe.

En el exterior, es todo un “chavorruco”: los flashbacks a los que la serie recurre con frecuencia lo muestran con el mismo atuendo de 20 años atrás. Su personalidad es francamente detestable, y muchos de los chistes que se hacen a costa suya son de tinte despreciativo. Este protagonista padece la misma crisis de mediana edad de muchos personajes que lo rodean: no es depresión, es que siempre ha sido así; no es por flojera e inercia que no busca trabajo, es por falta de oportunidades. Si les suena familiar este perfil, no es coincidencia.

Con un conocimiento bastante preciso de su público, los personajes de Bojack Horseman se despliegan en un mosaico de identidades millennial: el mejor amigo emprendedor, la mujer de negocios independiente, la escritora hipster a la que no le han publicado nada, el pacheco “nini” con muchos proyectos y poco compromiso. Estos personajes están escritos con una agudeza tal que resultan complejos aunque parezcan estereotipos a simple vista.

bojack-personajes

 A veces Bojack es algo ambiciosa en cuanto a contenido, y eso explica el por qué la primera temporada no fue tan bien recibida por la crítica. No solo malabarea las interacciones entre muchos personajes y sus respectivos trastornos mentales, también pasa por varios estilos de humor como el stand-up, el slapstick, el deadpan y la metacomedia. No obstante, las dos temporadas que le preceden han ayudado a consolidar su aspecto más valioso: el retrato esquizofrénico, desde adentro, de la imposibilidad de construir relaciones satisfactorias con nosotros mismos y los demás en una sociedad cuyo ser descansa totalmente sobre la dinámica de los reality-show y las redes sociales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s