4 emociones que me provocó Okja

Okja es un animal bastante particular, y no solo por el lazo estrecho que mantiene desde su infancia con su dueña, Mija (Ahn Seo-hyun). Además de habitar en las montañas de algún lugar de Corea del Sur con una chica huérfana y su abuelo, ella pertenece a una raza de “súper-cerdos” diseñados genéticamente por la ficticia Mirando Corporation, con sede en Nueva York. En la primera escena del filme, conocemos a Lucy Mirando, CEO de la compañía, quien explica que 26 de estos cerdos han sido repartidos por diferentes países del mundo para ser criados por granjeros. Uno de estos animales será el elegido para reproducirse y comenzar así la producción en masa de la carne que terminará con la crisis alimenticia global. Los cerdos como Okja consumen poca comida, casi no excretan y –lo más importante– son deliciosos. No obstante, las expresiones grandilocuentes de Lucy y la ambientación de la conferencia de prensa en la que se presenta revelan desde el primer momento que algo mucho más turbio está sucediendo.

Okja (2017) es producción de Netflix y tuvo su estreno en Cannes el mes pasado, donde recibió una ovación de 4 minutos. En esta nota me interesa hablar de las emociones que me provocó la más reciente creación del director coreano Bong Joon-ho, quien nos trajo la también aclamada Snowpiercer (2015).

1. Tristeza
El primer atisbo de melancolía se asomó cuando aparecieron Okja y Mija en escena. Al verlas convivir, nos enteramos de que Okja, además de tener un aspecto físico único (generado con maestría en CGI), es también un ser de gran inteligencia. La expresividad en los ojos del animalito combinada con el carisma de la actriz coreana y el paisaje idílico sólo me hicieron pensar que todo tenía que salir mal eventualmente. Dicho y hecho: Mirando Corp llega a las montañas después de 10 años para llevarse a Okja. Su destino es una especie de “concurso de belleza” que tiene el propósito de distraer a la población de una cruel verdad: animales como ella llevan ya mucho rato viviendo en cautiverio, esperando su ejecución para nuestro consumo. Es inminente el dolor y la explotación que le espera. Por fortuna, la valiente Mija no tarda en viajar hasta Seúl para rescatarla, arrancando así la acción de la película, que nos lleva a la siguiente fase…

2. Emoción
Okja es un thriller de impactantes planos secuencia. La cámara de Joon-ho parece seguir de manera incansable la aventura de Mija, quien ya en la gran metrópoli recibe la ayuda de una célula de la organización conocida como ALF: Frente para la Liberación Animal. Liderada por el personaje de Paul Dano (a quien no había seguido desde su papel protagónico en Little Miss Sunshine), la presencia de este grupo de personas no sólo le añade gran jugo a la acción de la película, sino que será uno de los puntos en los que ésta enfocará su mirada crítica. Por buenas que sean las intenciones de sus integrantes, éstos no dejan de estar en peligro de caer en las mismas dinámicas de agrupaciones tan cínicas como Mirando Corp.

3. Confusión
La decidida conciencia social que tiene el filme me confundió en un principio. En los primeros minutos me esperaba una historia pro-animal, completamente pro-vegetariana. Afortunadamente, la obra del director coreano no es dogmática. Claro que no nos dan ganas de probar carne de “súper cerdo”, pero sí vemos a Mija y a su abuelo degustar un buen caldo de pescado. Aunque la crítica a la industria alimenticia es mordaz, la trama presenta el problema en toda su complejidad, tomándose un tiempo para reconocer todos los trabajos (casi exclusivamente ocupados por migrantes) que dependen de ella. Por último, el propio animal con el que tanto me encariñé no deja de ser un producto genético creado por las mismas empresas que la explotan.

4. Satisfacción
Okja es una gran película justo por presentar la gama de conflictos que rodean a la industria alimenticia sin sermones. Escrita con gran sensibilidad, el filme es mucho más entretenido de lo que sus temas podrían hacerlo parecer, pues en un contexto tan injusto, la amistad, la empatía y la capacidad de sobrellevar las adversidades –encarnadas en Mija– ocupan un lugar crucial.

 

(la imagen destacada es vía https://dvsgaming.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s