Sí, me caga Frida.

Sí, me caga Frida Kahlo, como figura y como extraño ente artístico-pop-merchandising de masas. Predilecta para quien no busca ahondar con profundidad en el arte, quien se creyó cabalmente la idílica cinta Frida con una Salma Hayek tan ad hoc al estereotipo de latina candente para el mercado gringo.

        Porque es tan fácil y tan castroso encontrarla en todas partes: libretas, carteras, revistas, imágenes publicadas por centenares de tías en Facebook, tenis, separadores, vasos, recuerdos, ceniceros y de más chuchería donde pueda caber una cara con colores. Sólo falta que vuelva en forma de fichas, como Alf.

         Sería un experimento interesante contar cada cuándo se escribe un artículo sobre ella, un libro, una “exposición”. Porque siempre es fácil irse por la vieja confiable. Alguien podía decir: “También es fácil escribir negativamente sobre Frida”, y lo es, porque hay muchas herramientas para hacerlo.

        ¿Qué hay en la obra artística de Kahlo que la hace tan masificable? ¿Qué hay en la vida de Frida que la hace tan vendible?

        No puedo negar la intriga, pasión y morbo que provoca la historia de esta figura femenina en la vida artística mexicana, pero tampoco neguemos que es morbo en gran parte y eso vende.

     Sin embargo, es –a mi parecer– despiadada y molesta la masificación de su obra pictórica sin considerar una verdadera valoración de sus pinturas ni una sincera apreciación de éstas, desligada de sus vivencias. Porque sí, en la obra se encuentra la vida del autor, pero no puede ser un parámetro cualitativo para apreciar y elegirla por sobre otras.

         El ejemplo idóneo del grado de morbo y tratamiento de mártir que se le da es la Casa Azul, donde nos adentramos de un modo cuasienfermizo en las habitaciones y detalles de una vida trágica; pero… ¿y sus obras? Eso pasa a segundo plano, si no es que a un tercero o cuarto.

       ¿Acaso es imposible separar su obra pictórica de la historia personal? Siempre he aborrecido que la valoración dada a sus pinturas esté contagiada invariablemente con su dolor, sus amoríos, su imposibilidad de llevar una vida corriente, sus incoherencias como “comunista”. No es que juzgue su modo de haber vivido –porque “cada quien es libre de hacer con su culo un papalote”, diría mi abuelita–, sino la inherente apreciación de su obra como resultado del sufrimiento: estrategia de ventas y gran campaña de marketing.

       ¿Qué sería de sus pinturas en solitario? ¿Sin Rivera, sin Trotsky, sin sus malestares crónicos, sin la enfermiza vinculación que los benefactores de su arte le han atribuido a lo largo de las décadas; sin la portada en Vogue, sin la exorbitante medialización que se le ha dado a su figura como representativo de lo mal llamado “mexicano”; si no fuera uno de los máximos ídolos del arte mexicano a base de lástima y compadecimiento del dolor ajeno?

       A grandes rasgos, no hay un punto claro entre la obra de la vida y una no puede estar sin la otra, porque así conviene, claro.

         Entonces, ¿en qué la volvieron? Una pieza vendible, un souvenir, artista de cajón para quien no puede mencionar al menos tres pintores mexicanos, sin importar el sexo.

        Sí, me caga Frida. Pero no ella, lo que han hecho con ella.

 


Ángel Godínez Serrano (Ciudad de México, 1992)
Demonio folklórico.
Un niño jugando a todo lo que puede antes de morir.
IG: @angel.god.ser
TW: @AngelGodSer

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. carmor74 dice:

    Ciertamente. grandes pintores como Salvador Dalí, Picasso, Van Gogh entre muchos otros , su vida personal fue muy turbulenta y hasta cierto punto extraña, polémica. Incluso el gran Leonardo da Vinci, Caravaggio no estaban exentos de todo eso que mencionas. Esa polémica sensacionalista sin duda vende y asombra a la gente. Pero la calidad artística de estos personajes es indudable, al igual que el arte de Frida. Simplemente es parte del show

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s