Chester Bennington o de la muerte voluntaria

Aunque sin esclarecimiento todavía de las razones que llevaron al cantante de Linkin Park a suicidarse, nosotros sabemos que las personas que deciden tomar su muerte (su vida) en sus propias manos a una edad tan temprana (o no) tiene que ver con dos cosas: o de plano a uno se lo está llevando el carajo y no puede con eso y por lo tanto decide acabar con todo lo que lo sobrepasa, o uno ha meditado que es mejor dejar de padecer una vida precaria y morir con dignidad. La historia está llena de estos casos (piense el lector en situaciones que lo ha llevado a querer hacer lo primero, o a gente cercana a ustedes).

Lo extrañaremos, ¿no?

Digo, nosotros participamos de la cultura del drama, y a veces los que pretenden suicidarse por amor o porque…, bueno, dejemos en que es el motivo principal, es porque son sujetos de pasión. Pero no piensen que me refiero a un término de literatura rosa, sino a que son sujetos pasivos porque sus afecciones los colman hasta el punto de perder la cabeza. No saben gestionar sus afectos para tomar una decisión basada en un diálogo entre su cuerpo y su mente porque se avientan como gorda o gordo en tobogán, y pues… ya sabemos cuáles son los resultados.
       De hecho, esto me recuerda que el otro día, como a eso de las 9. 30 de la noche, llegó la ex de un vecino a tocar a su puerta (ellos vivían juntos) como veinte minutos para que le abriera y le dejara tomar las cosas que no se llevó el día que lo dejó. Vivimos como 15 personas en la vecindad, las paredes no son tan gruesas, por lo que pude oír los gritos de ella (sonaba ebria) y los reclamos de aquél. Ahí todo mundo se enteró de su relación desastrosa: él le pegaba a veces… El asunto terminó en que el cobarde no le devolvió sus cosas, ella estuvo pateando la puerta, salieron los caseros a calmar el asunto, y llegó la patrulla. Al día siguiente, en la tarde, el vecino le dejó sacar sus cosas (porque ya no estaba su nueva pareja, detalle que olvidé mencionar antes), y sanseacabó.

¿Son así ustedes?

Lo anterior es un ejemplo leve, supongo, para lo que me referí como cultura del drama. Imagino que mientras leían esto, recordaron situaciones peores. Pero bueno, Estados Unidos es un país símbolo del capitalismo tardío y del neoimperialismo; sus ciudades tienen habitantes que se empastillan por el ritmo de vida que llevan y por las presiones sociales en las que viven. Es decir, viven una neurosis diaria en su mayoría, y no son ajenas a estos dramas; es más, en este sentido México también le hace competencia. Por lo tanto, no sería raro que una celebridad como lo era Chester Bennington (recordemos que las personas así de famosas por lo regular padecen más presiones en su vida) haya hartádose de lo que lo saturaba, aunque no sepamos qué cosas específicas hayan sido.
       Con esto no quiero decir que él haya sido un dramático al hacerlo, no hay que asumir semejante postura, pero sí que la neurosis que viven las ciudades grandes y los países primermundistas es expresión de los circuitos de su cultura (en tanto modo de vida); cosa nada menos y que nos debe hacer reflexionar sobre nuestra vida diaria, en la que la violencia, el morbo, la competencia laboral y estudiantil, el metro, los viajes largos para estudiar o trabajar, nos van consumiendo poco a poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s