Exposición: “Mayas: El lenguaje de la belleza”

La exposición Mayas, el lenguaje de la belleza. Miradas Cruzadas ha llegado al Museo Nacional de Antropología e Historia después de presentarse en China, Alemania e Italia. Con más de 300 piezas arqueológicas, algunas nunca antes expuestas, la muestra ofrece una mirada a la cosmovisión maya enfocada en la belleza con el cuerpo como núcleo. No deben perderse la oportunidad de mirar frente a frente los detalles más distintivos de esta gran cultura que comprendió el área de Yucatán, Campeche, Tabasco, Chiapas y Quintana Roo.

mayas1

En la muestra las miradas realmente se cruzan, ya que las piezas van acompañadas de fragmentos de las cartas de Hernán Cortés y las crónicas de Fray Diego de Landa, otorgándonos una muestra del desconcierto que las costumbres mayas generaron en los conquistadores. Sus testimonios, de aprobación y disgusto, revelan cuán subjetiva ha sido siempre la idea de lo bello. La muestra nos insta a cuestionar nuestros propios prejuicios sobre esta cultura al contraponer algunas de sus prácticas con las nuestras, como es el caso de las escarificaciones, tan parecidas a los tatuajes.

Mayas, el lenguaje de la belleza  procura tocar todos los aspectos de la expresión artística en el cuerpo, por lo que se divide en secciones que cruzan por la modificación corporal (perforaciones, modificación cranial, mutilaciones), el cuidado personal (peines, tocados) y el adorno (joyas, injertos en los dientes). Las explicaciones que acompañan cada pieza además de enriquecernos con datos sobre materiales y fechas nos otorgan información valiosa acerca del significado simbólico de muchas imágenes en términos sociales y religiosos.

     La exposición realza también la relación entre el hombre y el animal, por lo que podrán encontrar varias esculturas en las que éste se transfigura en aquél, en alusión a diversos ritos chamánicos.

mayas3

    La belleza y su expresión están indudablemente atadas al lenguaje, por lo que no podían faltar las representaciones tanto de la escritura maya como el propio oficio del escribir, como se ve en una de las piezas más coloridas de la exposición, que muestra una divinidad con forma de mono que sostiene en sus manos una pluma, una serpiente y un tintero.

mayas7

 

     Otro de mis momentos favoritos de la exposición fue un espejo de pirita en cuyo reflejo era posible mirarse, abriéndonos el umbral a la comunicación con lo desconocido. Según nos explicaban los textos, de estos artefactos podían emerger seres de otros mundos, por lo que su uso estaba reservado solamente a los gobernantes, guerreros y chamanes.

     Más allá de máscaras o atavíos, las manifestaciones estéticas mayas forman un verdadero sistema iconográfico en el que percibimos la esencia de una pueblo cuya exquisita comprensión de la naturaleza, el arte y el espíritu persiste hasta nuestros días. Aprecien la belleza del cuerpo en todo su esplendor y dénse una vuelta por el Museo de Antropología e Historia. ¡Aprovechen que este domingo es gratis!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s