“El apego” de Emiliano Dionisi en el Teatro Juan Ruiz Alarcón

El 24 de agosto comenzó la puesta en escena de El apegoescrita y dirigida por el argentino Emiliano Dionisi. En el marco del Festival Internacional de Teatro Universitario (FITU), la Dirección de Teatro UNAM estará presentando la obra en el Teatro Juan Ruiz Alarcón del Centro Cultural Universitario hasta el 30 de septiembre, en colaboración con la Universidad de Buenos Aires.

    La certeza de la muerte, el paso del tiempo, la vejez y las relaciones familiares son los temas principales de El apego, cuya trama se centra en la relación que un hijo adulto mantiene con su padre anciano. La enfermedad de éste último desencadena un turbador cambio de roles en el que el hijo se convierte en el cuidador de un padre que cada día se desvanece más. La obra se enuncia a partir de la ausencia desde un principio, pues el espacio en el que se desenvuelve es el de una casa familiar habitada ya únicamente por un montón de recuerdos esperando a ser guardados en una caja. Mientras desmantela el hogar que lo vio crecer, el hijo revive varios momentos dolorosos y le habla al padre, cuya respuesta jamás se escucha. Es labor del espectador adivinar qué se esconde detrás de esa ausencia, y la respuesta inevitablemente se vuelca hacia uno mismo. ¿Qué queda después de que nuestros pilares se desmoronan? ¿Qué quisiéramos ser y en qué es inevitable convertirnos por genética o costumbre?

    Uno de los aspectos más interesantes de El apego es su elenco, pues el papel del hijo es interpretado por tres actores que comparten el escenario de manera simultánea. Este detalle nos permite atisbar de manera visual lo que ocurre en la mente del personaje. Los actores interpretan diferentes voces, recrean discusiones, expresan a un tiempo la variedad de emociones que surgen en toda mente humana, casi nunca en sintonía. Así es como acompañamos al hijo de lleno en todas sus contradicciones, vicisitudes, dolores y risas. Esta triple presencia resulta verdaderamente dinámica, y el talento de Miguel Pérez Enciso, Guillermo Revilla y Alejandro Piedras brilla por polifacético: enmarcados por una escalera, los actores pasan por momentos de baile, contorsiones estilo danza butoh y una que otra pelea casi acrobática.

     Los cambios de escena se dan por transiciones de luces y un acompañamiento musical variado, pero los actores jamás dejan el escenario. El resultado es poco menos de una hora de una experiencia introspectiva e intensa en la que, en palabras del directos, vemos “cómo toda la vida se ciñe ante ese ser que nos necesita y que no puede prescindir de nosotros”Ya sea que estén acostumbrados a ir al teatro o no, vale la pena darle una oportunidad a El apego. Aun cuando algunas de sus características la acercan a lo experimental, la puesta en escena finalmente es completamente accesible y disfrutable.

Pueden mirar el resto del programa de esta temporada de Teatro UNAM aquí.

Imagen destacada via Sharon Delgadillo.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s