¡No leas los Clásicos! (Por ahora)

Cada que busco una nueva lectura tropiezo con la idea de que hay que leer a los clásicos, siempre hay que leer a los clásicos, te dicen. ¿Y si no quiero? Es decir, me gustan, sin embargo, busco algo más fresco, algo más cercano a mi realidad. No puedo resistirme y voy a la mesa de novedades, la mayoría de los nombres que saltan a mi vista no los conozco, eso es lo interesante. Poder darle una oportunidad al probable genio que puede estar oculto tras las tapas de esos libros.

La literatura contemporánea siempre me ha parecido un reto, desde todas las aristas. Son escritores que apenas y nos llevan unos años de diferencia, la mayoría comienza sus pininos en el mundillo de la literatura. No obstante, hay quienes ya tienen una respetable carrera literaria detrás. Escritores que uno no puede creer cuántos libros tienen a su corta edad: Jorge Volpi, Juan Villoro, Eduardo Antonio Parra, por mencionar algunos.

¿Por qué no echarle un vistazo a las nuevas narrativas o poéticas? Porque nos asusta, creemos que si no es conocido o popular no es bueno. A pesar de que a la mayoría de los escritores no se les reconoció su labor escritural sino hasta que murieron. (Nada personal, Kafka.)

Ahora bien, ya te convencí de leer literatura contemporánea, ¿a quién leer? No dudes guiarte por tu instinto, no está mal de vez en cuando dejarte llevar por una portada atractiva o una edición artesanal bastante peculiar, pero si quieres mi recomendación, podría darte los siguientes nombres de escritores mexicanos emergentes (algunos no tanto), después sus lecturas te llevarán a otros:

-Alberto Chimal, la literatura fantástica vive, amigos. Y Chimal lo hace de muy buena manera.

-Carlos Velázquez, no te voy a mentir, hace unos meses que lo conozco y sus cuentos son un golpe a la mandíbula. Acidez, ironía, sexo, alcohol, cinismo, ¿qué más quieres?

-Nadia Villafuerte, casi se ha convertido en un libro de culto su conocido “¿Te gusta el látex, cielo?”. Una narrativa de la nostalgia y el recuero que vale la pena.

-Ignacio Padilla, sí, ya falleció lamentablemente, sin embargo, este maestro del cuento nos deja una obra bastante amplia y sus “Anacrónicos” son imperdibles.

-Antonio Ortuño no necesita presentación, si no lo conoces al menos síguelo en Facebook.

-Élmer Mendoza, novelista policiaco cuya abundante obra te dará horas de una agradable lectura, además de ser un tipazo en todos los sentidos.

-Juan Villoro, uno de los máximos representantes a nivel internacional de la literatura mexicana en la actualidad. Léelo, cuento, ensayo, crónica… Para todos los gustos tiene.

-Cristina Rivera Garza, con una calidad narrativa digna de cualquier cantidad de elogios, la voz que logra enmarcar Rivera Garza es única. Si puedes y quieres lee “Nadie me verá llorar”, te encantará.

-Guillermo Fadanelli, no importa que lo juzguen o lo tachen de vulgar, la literatura en un primer momento debería tener un principio lúdico, su literatura lo tiene, dale una oportunidad.

Como puedes ver, el panorama es grande, esta es apenas una pequeña muestra de lo que puedes leer antes de que acabe el año. No digo que dejes de leer a los clásicos, lee lo que quieras, sin embargo. estos autores no son tan conocidos y tienen obras que realmente valen la pena. Aprovecha que puedes seguirlos en sus redes sociales, comunícate con ellos, hazles saber tus inquietudes, son los únicos que pueden firmar tus libros cuando te los encuentres en la FIL. Atrévete a romper en canon.

images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s