5 PASOS PARA SER CREATIVO

Los seres humanos estamos completamente aterrados con la idea de llamarnos a nosotros mismos “una persona creativa”. Siempre que queremos emprender un proyecto nuevo nos consume la preocupación de si será lo suficientemente bueno, si realmente tendremos la habilidad para hacerlo, si podrá gustarle a los demás, si aquello nos acercará cada vez más a nuestros objetivos de vida.

Aspiras a ser escritor, vives maravillado con la idea de escribir ese libro en el que tanto has estado pensando y que seguramente se convertirá en un referente más de los clásicos imperdibles en la literatura mundial. Te visualizas como el dueño de una compañía multimillonaria que pondría a Carlos Slim a temblar y sueñas todos los días con abrir ese negocio revolucionario que transformará a la industria y tendrá una fila interminable de clientes en todos los rincones del planeta tierra.

O bien, puedes soñar de día con una carrera en fotografía, pintura, las industrias de la moda, automovilísticas o tecnológicas. El detalle es que lo único que estás haciendo para conseguirlo es precisamente sólo soñar con ello porque toda la vida nos han dicho que “lo que puedas soñar, lo puedes lograr” y mantras de consumo capitalistas por el estilo. Te tengo una mala noticia: soñar no te llevará a ningún lugar en absoluto.

La buena noticia es que las aspiraciones artísticas y de negocios tienen algo en común: necesitan de la creatividad para dejar de ser ideas y materializarse en algo real, trascendente y, por qué no, hasta revolucionario. A continuación te comparto cinco pasos para ser más creativo en todos los aspectos de tu vida:

  1. Deja de temerle a la página en blanco: Así estés planeando escribir un best seller o un plan de negocios, el primer paso para dejar fluir tu creatividad es dejar de temer al error antes de que suceda. Los primeros borradores no tienen por qué ser perfectos ni estar libres de errores. Permítete jugar con tus ideas, rayonearlas o descartarlas por completo si te topas con una idea mejor en el camino.giphy (4)
  2. Sé disciplinado: La gente piensa que la creatividad es un estado espiritual perpetuo en donde solamente se puede ser productivo cuando las musas te susurran al oído en los momentos más trascendentes de tu vida y la realidad es todo menos eso. Ser creativo implica hacer un esfuerzo por trabajar todos los días en llevar tus proyectos a cabo. Lee mucho sobre tus temas de interés, practica tus habilidades constantemente, entrega tu tiempo a tu formación para entender con exactitud lo que quieres hacer.giphy (3)
  3. No te juzgues: Según la autora Julia Cameron, en su libro “El Camino del Artista”, dentro de todas las personas persisten dos voces: tu niño interior y tu sensor. Mientras tu niño interior vive para impulsarte a tomarte la vida como un juego en donde puedes divertirte creando sin la presión de si está bien o mal lo que haces, tu sensor actúa como juez y verdugo de absolutamente todas tus decisiones, intentando buscar la utilidad práctica de todo  e incluso limitándote de explorar tus alternativas por miedo al entorno. Ambas partes son necesarias para poder funcionar en el mundo real, sin embargo no debes censurarte a ti mismo sin antes haber al menos intentado aquello que tienes en mente.giphy (2)
  4. Crea relaciones seguras para tu creatividad: Para ser una persona creativa se necesita contar con un sistema de apoyo firme que eleve la autoconfianza. Identificar a las personas a tu alrededor es fundamental si pretendes mantener el flujo de ideas andando. Muchas personas cercanas a ti pueden intentar disuadirte de emprender tus proyectos de vida, funcionando como una especie de sensor que crepitó de tu interior al mundo real como un parásito alienígena: deshazte de su negatividad e intenta las cosas. Forma círculos de personas que aporten a tu desarrollo y puedan hacerte críticas duras pero constructivas que te alienten y contribuyan a tu desarrollo. No cuentes tus planes, únicamente realízalos.giphy (1)
  5. Sé sincero contigo mismo: Una persona creativa conoce perfectamente sus talentos pero está consciente de sus limitaciones. La diferencia entre querer algo y ser bueno en ello es enorme. Convertirse en un artista o empresario es un proceso de aprendizaje que toma tiempo y efectivamente las habilidades pueden desarrollarse pero el talento no. Recuerda que “no puedes juzgar a un pez por su habilidad para trepar un árbol”, parte de conocerse es identificar para qué se es bueno, atreverse a descubrir aptitudes que no sabías que poseías y crear un área de oportunidad para ti si es que no existe.giphy

La creatividad no es algo exclusivo del arte. En todos los ámbitos de la vida las personas pueden y deben ser creativas. Simplemente quítate de tu propio camino, mantente receptivo ante lo que sucede a tu alrededor y acepta el reto de hacer un esfuerzo por trabajar para convertirte en aquello que deseas. ¿Quién sabe? Igual y un día de estos podrías escribir un clásico de la literatura universal en donde cuentes como pusiste a temblar a Carlos Slim.

Por Daniel López Romo

Lic. en Comunicación e Información por la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Poeta que no acaba de nacer.

Facebook: Daniel López Romo
Instagram: dnielr
Twitter: @Dniel040893

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s