Poemas de Mariel Damián

Canto de un pájaro

Antes de que las palabras existan

un ave de estrellas vuela sobre el Universo.

 

Con voz de árbol y tierra

el pájaro canta y crea el mundo.

Lo que desees

Si quieres saber cuánto me dueles

yo te digo dónde

en qué parte de mi cuerpo sangras

cuando escucho tu nombre.

 

Si quieres saber qué tan adentro mío te encuentras,

cierra los ojos y salta a este vacío sin miedo,

porque no hay puertas

ni fondo

ni salida

sólo una ventana abierta

en donde nunca terminas de atardecer.

 

Eso eres:

 

Luz

Agua

Sangre

 

Todo el amor y todo el dolor

que le da sentido a la vida.

 

Ya no temo tu ausencia

porque aquí estás

a  d  e  n  t  r  o

y mi cuerpo en realidad

es quien te arropa.

 

Tú me vives, en mí,

y todo lo miras a través de mis ojos.

Y quien me mira, te ve

no escondida sino nadando

en este mar que llevo dentro.

 

Puedes besar estos labios

si quieres saber las cosas que he callado,

o puedes tomar estas manos

si quieres llegar a esos sitios donde

me he perdido

pero a ti, te he encontrado.

 

Así es el amor

No amo la ciencia

porque alguna vez me dijeran

no, tú no

tú no serás nada

y si un día dejas de ser nadie

a ti, mujer, el maquillaje

y los tacones altos,

a ti, algo que tenga que ver con la belleza,

con la tela delicada de un vestido,

con la sutileza de las cosas

que se le dan a las princesas.

 

No amo la ciencia con coraje,

ni por demostrarle nada a nadie.

 

Amo la ciencia porque también es poesía,

porque mi mundo era un lienzo en blanco

antes de conocerla.

 

Así pasa cuando te enamoras,

el mundo está vacío y de pronto,

todo tiene un nombre que no conocías.

 

El corazón que antes iba

a 70 pulsaciones por minuto,

se acelera.

Bombea más litro del río genético

por todo tu cuerpo.

Se dilatan los vasos sanguíneos,

se expanden los capilares sanguíneos,

te sonrojas.

 

Yo amo la ciencia como amo la poesía.

Amo la poesía como amar a una mujer,

sin coraje contra el mundo que no me deja.

 

¿Miedo?

Tal vez un poco,

pero hay más valentía

aquí dentro

para besar cada célula

a través del microscopio.

 

Yo no sabía qué verdes son las hojas,

qué diminutas las piezas que nos conforman.

 

Al fondo de lo que miro hay luz,

luz en los versos que recito,

luz en la poesía de los mares,

luz en el cabello de mi chica,

todo es luz que dilata mis pupilas.

Lo que no se nombra

Nunca nadie se pregunta sobre las cosas tristes que

no existen,

como yo que me escondo detrás de las voces no-nacidas,

en el hueco de los cuerpos que nadie ha visto,

en la lengua del sol que humedece los jardines

en la cresta de las gallinas que no conocen los espejos.

 

Mi figura de nube recorre los sueños,

habito en cada arruga del tiempo

y no necesito que nadie me vea para ser

ni que alguien me nombre para existir.

 

Yo construyo seres que no saben cómo se creó el mundo,

escribo sus historias en la panza inflada de las estrellas

y desde los ojos de Dios, los miro vivir y matarse.

 

A veces, muero de amor y de celos

por no tener un cuerpo palpable,

una espalda que aplaste el color de los pastos,

o interrumpa el infinito olor de las olas.

 

Sin embargo, yo espero en los lenguajes extintos,

en el latido de tierra que se hace humo,

en la gota de lluvia que al caer en el mar

s  e      e   x  p  a  n  d  e.

 

Respuesta

-Si no fueras un pez de color turquesa

¿Qué otro mundo hubieras sido?

 

-Yo no lo sé, te digo.

Quizás hubiera sido una semilla pequeña

para pedirle a mi abuela de seis años

que me sembrara a tu lado.

Y así, no distinguir tus hojas de las mías,

ser una masa verde y sin forma

atravesando el lomo del viento.

Y hacerte el amor todo el día

con mis raíces de árbol

bajo este manto de tierra.

 

Mariel Damián (Ciudad de México, 1994)

Estudia Letras Hispánicas en la Universidad Nacional Autónoma de México y Biología en el Instituto Politécnica Nacional. Fue ganadora del III Premio Internacional de Poesía de la Ciudad de Almuñécar (2016) con el poemario “La chica que se ha quedado sola”.  Ha colaborado en diversos encuentros de poesía en su ciudad como Vértice en el tiempo. Reunión de poetas en CDMX y el Encuentro Internacional de Poesía CDMX 2016. Formó parte del equipo del Encuentro Internacional CDMX 2017 organizado por Círculo de Poesía y Valparaíso México. Fue becaria Interfaz en el Festival Interfaz del Issste-Cultura, Acapulco 2016. Se considera una chica mitad ciencia mitad poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s