Mujeres en el cine de oro mexicano

El cine de oro mexicano no hubiera sido lo que es sin la innumerable lista de actores y actrices que lo conformaban. Su popularidad se hizo con base en la basta producción de películas hechas en México, protagonizadas por mexicanos; muchos fueron los factores que influyeron para que está época se consagrara como tal, sin embargo, lo que hoy nos acontece, es una breve lista de mujeres que se hicieron famosas y se apoderaron de la pantalla grande en México.

Elsa Aguirre

Chihuahuense de nacimiento, empezó en la industria del cine con apenas quince años. Se dice que tuvo un breve amorío con Pedro Infante que era mayor a ella doce años. Asimismo, también mantuvo durante algunos meses una relación con Jorge Negrete. Tuvo una breve carrera como cantante y en su haber tiene tres premios por su gran trayectoria como actriz.

Marga López

Aunque nació en Argentina, desde muy pequeña llegó a México y aquí se quedo para más tarde ser parte de 83 películas. Actuó bajo la dirección de El indio Fernández y Luis Buñuel. Una de sus películas más memorables es Hasta el viento tiene miedo 1967 o Corona de lágrimas 1967. Su rostro lleno de dulzura fue lo que la llevó a la fama.

Dolores del Río

Desde muy pequeña se desarrollo en la danza, hecho que la llevo poco después al cine gracias a sus grandes habilidades, vivió en una familia aristócrata con una situación económica bastante desahogada. Fue una de las actrices que llegó a Hollywood filamdo 30 películas. Se casó muy joven y estando en Estados Unidos se divorció, motivo que la regresó a México. Aunque se creía que su carrera terminaría, fue todo lo contrario. Ya en México, Dolores obtuvo fama nuevamente gracias al cine mexicano. Entre las películas que protagonizó está María Candelaria 1943 y Bird of paradise 1932.

Blanca Estela Pavón

Nació en Veracruz  y muchos la recuerdan por su papel “La Chorreada” junto a Pedro Infante en Nosotros los pobres y Ustedes los ricos. Su carrera filmográfica se compone de tan sólo catorce películas, ya que murió a los 23 años en un accidente aéreo.

Miroslava Stern

Miroslava llegó a México huyendo de la Segunda Guerra Mundial, era checoslovaca y pese a la carrera corta que hizo en el cine, logro una fama comparable a la que tenía Dolores del Río y María Félix.
Actuó en Escuela para vagabundos junto a Pedro Infante y “Ensayo de un crimen” de Luis Buñuel. Se cuenta que Cantinflas fue el gran amor de su vida. Su vida acabó en suicidio a los 29 años, no tuvo una infancia fácil y tras rupturas amorosas, poco a poco se fue apagando el ánimo de la actriz. Hasta ahora se desconoce el motivo real que la llevó a  quitarse la vida.

María Victoria

Entró al mundo del cine por el apoyo de sus hermanas y una tía que se dedicaban a la ópera. A los nueve años tuvo su primera presentación y tras varios años de trabajo logró posicionarse entre las favoritas del cine mexicano. Filmó en México y España, trabajando como actriz y también como cantante. Debutó en el cine con la película Canto de las Américas.

Katy Jurado

Fue la Femme Fatale de México, caracterizada por tener unos ojos preciosos y un cabello oscuro que consagraron con ese título de mujer fatal. Tuvo participación tanto en el cine nacional como en el cine estadounidense, cabe mencionar que pese a tener pocos conocimientos de inglés, la memoria le facilitó desenvolverse y participar en el cine.. Gracias a su actuación fue la primer actriz mexicana nominada a un scar y también estuvo nominada a un Globo de Oro. Trabajó junto a personalidades como Marlon Brando. Trabajó bajo la dirección de Luis Buñuel en El bruto. Su trayectoria artística la llevo a estar en el Paseo de la Fama en Hollywood.

 

 

No cabe duda que esta fue una época de resplandor para el cine mexicano, haciendo historia y ganando fama internacional. Muchas de las películas hechas en ese entonces, se volvieron de culto y muchos de los actores y actrices se quedaron en el inventario colectivo mexicano, nombres como Pedro Infante, Jorge Negrete, Pedro Armendariz, El Indio Fernández, María Félix, Silvia Pinal o Angélica María, no sólo quedaron grabados en cientos de cintas filmográficas, sino que se quedaron tan grabados en la mente del mexicano que estas películas no sólo acompañaron la infancia de nuestros abuelos, ahora también nos acompañan a nosotros.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s