Receta: Filtro amoroso

“Dile que recuerde […] el filtro que por equivocación bebimos en el mar. Beberlo fue nuestra perdición: desde ese momento no hemos dejado de sufrir. Nos fue dado para causar nuestra muerte. Seguramente recordará las penas que he sufrido por haberla amado.” Tristán e Isolda

 

Tistán e Isolda, dos jóvenes que no sienten la más mínima simpatía entre ellos, beben sin saber un filtro amoroso creyendo que se trata de un medicamento para el mareo. Isolda está comprometida con el Rey Marcos, tío de Tristán. Tristán ha cruzado el mar y derrotado a un gigante con la finalidad de obtener para su tío la mano de Isolda. Ambos jóvenes al conocerse sienten animadversión por el otro, sin embargo, tras beber aquel filtro, quedan enamorados de forma irremediable. Si luego engañan al Rey Marcos no es culpa de ellos sino del filtro. O al menos eso es lo que nos explica la leyenda medieval.

John_william_waterhouse_tristan_and_isolde_with_the_potion

      La escena del filtro amoroso ha sido plasmada en diversas pinturas y, de todas las versiones de esta leyenda, la que habla del filtro es una de las más populares. De alguna manera la posibilidad de llegar a perder la voluntad y verse arrastrado por los sentimientos a causa de un objeto mágico parece resultar fascinante. Si buscamos en internet encontramos miles y miles de pócimas para enamorar a alguien, brebajes que van desde agua de calzón y toloache, hasta infusiones de canela y uñas o cocteles con ron y cognac. Por supuesto, no sólo los aficionados a la magia han buscado la fórmula perfecta para influir en las pasiones humanas. La ciencia es nuestra actual magia y por tanto a continuación les dejo la última receta del filtro amoroso aprobada por neurobiólogos, químicos, psicólogos y brujas.

Receta para crear un filtro de enamoramiento.

Ingredientes:

Feniletilamina.

     Útil para provocar un estado de semi-inconciencia, para atrofiar los sentidos y generar esa visión de túnel en el cual la víctima sólo pueda ver al victimario. Tres gotas serían mortales, por lo tanto administre lo suficiente para noquear al individuo tan sólo un segundo. Esta “molécula del amor” es un estimulante similar a una anfetamina y de forma natural (aunque en bajas dosis) se encuentra presente en el chocolate, ciertos quesos, frijoles, lentejas y nueces. Usualmente el simple roce de manos o una mirada profunda a los ojos del ser amado bastan para que el cerebro produzca esta molécula.

 

Dopamina

       Para generar placer, excitación, euforia, atención, concentración y motivación para perseguir al ser amado.

      Esta sustancia será la clave para transformar el simple deseo a algo mucho más profundo. No hay forma de consumir directamente la dopamina, pero si se pueden comer ciertos alimentos que estimulen la secreción de este neurotransmisor, algunos de ellos son la sandía, los plátanos, aguacates, té verde, arándanos, soja, lácteos y por supuesto, otra vez el chocolate.

 

Norepinefrina

      Genera insomnio, pérdida de apetito, temblor, taquicardia, ansiedad, miedo, hiperactividad. Las almendras, nueces, manzanas, aguacate, pescado y el tofu son algunos alimentos que usted puede incluir en su pócima para agregar norepinefrina.

      Contraindicaciones de los dos últimos ingredientes moleculares: Su administración producirá aumento de energía; cierre de vasos sanguíneos, venas y arterias periféricas; aumento de presión arterial y frecuencia respiratoria; ligero aumento de temperatura; escalofríos y sudoración;  también puede provocar que el cerebro se olvide de dar las instrucciones correspondientes para respirar por lo cual los alveolos comenzarán a hacer esporádicas huelgas bajo la forma de suspiros; esté atento al aumento de glucosa en la sangre y a la aparente invasión de las papilio stomachus, es decir, las contracciones en el estómago e intestino. (Lo sé, esto pareciese ser la fórmula para matar a alguien pero no es así.)

 

Endorfina y encefalina.

      Como usted no quiere matar del todo a su víctima, es necesario administrar opiáceos, bastará con un poco de endorfinas y encefalinas que actuarán como sedantes otorgando tranquilidad, calma, gozo y alegría.

      Para que el cerebro segregue de mejor manera las endorfinas requeridas es necesario agregar a la pócima alimentos ricos en triptófano como ginseng, chocolate, alimentos picantes, nuez moscada, semillas de girasol y calabaza, cerezas, espárragos, ají, maní, huevo, legumbres y pescado.

      Para facilitar la síntesis de la encefalina se puede optar por agregar fresas, piña, plátano, aguacate, chocolate negro, chile, nueces, atún, salón, algas, yogur y requesón.

Serotonina.

      Para generar esos pensamientos obsesivos y convertirse en la idea recurrente de la víctima agregue un poco de serotonina. Algunos alimentos que pueden ayudar son el queso, el atún, salmón, soja, trigo, lentejas, pistache, almendras, aguacate, chocolate negro.

      Con esto usted logrará enamorar a quien desee, sólo debe tomar en cuenta que, a semejanza del resto de los venenos, el cuerpo termina por acostumbrarse volviéndose inmune y tal como en el caso de Tristán e Isolda al cabo de tres años los efectos del filtro disminuirán.

po3

      No obstante, si lo que usted desea es un amor duradero hay un ingrediente que puede agregar: Oxitocina. Algunos alimentos que pueden estimular su producción son el chocolate, la leche y hierbas como el perejil, hinojo, romero, hierbabuena, eneldo y tomillo.

      Y si además desea fidelidad absoluta agregue Vasopresina, con ésta última hay que tener cuidado pues es sabido que los cisnes y lobos (animales con una vasta segregación de vasopresina) se suicidan o mueren de tristeza cuando su pareja fallece. No podemos revelar qué alimentos se debe consumir para aumentarla pero sí qué cosas interfieren con la síntesis de la hormona de la fidelidad: alcohol y cafeína, paradójicamente el chocolate—alimento que hemos estado recomendando por fomentar la producción de los otros ingredientes—suele contener cafeína.

      Estos dos últimos ingredientes moleculares, oxitocina y vasopresina, prolongarán los efectos cuatro años más. Lo que ocurra al finalizar de estos siete años será cuestión de la voluntad y el intelecto de la víctima. Tenga en cuenta que una vez pasado el lapso de tiempo ya no habrá filtro amoroso que mantenga de forma involuntaria a su víctima, si ésta accede a quedarse será bajo su elección. A estos raros e inusitados casos se les suele dar el nombre de “amor”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s