Las cenizas

Nunca pensé convertirme en detective. Ni siquiera lo consideré en aquel momento, cuando todavía podría haber servido de algo. Concentro mis esfuerzos en reconstruir la escena del crimen, cuando ya está todo demasiado lejos: Monterrey queda a 12 horas en camión y mi tía descansa entre los cientos de criptas de algún mausoleo. Lo confieso,…

Los lobos

  Nieve. A mi alrededor no había otra cosa que no fuera eso. Mis pasos se habían vuelto lentos debido a la espesa nieve que me llegaba poco antes de las rodillas y no podía ver nada más allá de mi naríz. Entonces, me derrumbé sobre el denso suelo blanco.      Podía sentir la frialdad…

Azul profundo

Un granjero en Iowa continuó cultivando hasta sus 80 años. Manejaba su tractor con aire acondicionado diez horas al día, incluso cuando no había nada que cultivar, nada que arar, nada que rallar ni plantar. Condujo hasta que el sol se metió por el horizonte y el cielo era una paleta de colores índigo, haciendo…

Pastelito

Comencé a llamar a mi esposo y a mi perro “pastelito” el mismo año que  mi esposo encontró el calcetín de casimir de mi amante. Lo había metido en el bolsillo de mi chaqueta después de sacarlo cual serpiente acurrucada en la pierna de mi pantalón. Pero escapó flácida hacia nuestra entrada de piedra. Después…

Vida y tiempo de caracteres menores 

Mary Ann tenía una vida sin la menor importancia- el lavabo lleno de platos sucios, un vasto surtido de jabón y docenas de trajes de conejo por planchar. El conejo blanco era vano y fastidioso en su inquieta manera. Algunos días a ella no le importaba ser una firbiente sirvienta de un obsesivo con el…

Möbius

Un escalofrío se paseó por todo el largo de su espalda cuando miró el titular de la mañana. “Encuentran cuerpo en callejón del centro.” Por un segundo le pareció inquietante la lectura, luego sonrió sin ganas y se burló de sí mismo en silencio por el ridículo pensamiento que le había cruzado la cabeza por…

Bajo los casquillos

Después del susto de bomba, la preparatoria asignó mochilas transparentes a la espalda de los alumnos, como caparazones de tortuga volteados de adentro hacia afuera. Los niños se agrupaban en los pasillos, evitaban el contacto visual, avergonzados de su crema para el acné, por los tampones baratos, paquetes de condones sin abrir, su Ritalin e…

Las manos de mi hija

Una vez tocaron para un cuarteto de cuerdas de Edgar Cello Concertóo en Mi menor. Sus brazos danzaban con la caoba manchada de pino como compañeros, tirando de un lado a otro. Cazando ecos de Jacqueline du Pre y su problemática brillantez. Ahora buscan la pista de vena. Restos de carne una vez alineados por…

Ruido

Sé que estoy solo en mi cuarto. Sé que estoy solo en el mundo. No tengo miedo de estar solo. Pero estar solo no significa que no sepa qué está pasando en el mundo. Tengo 14 años. Estoy solo pero escucho, ruido… El sonido que escucho es mi palpitar. Siempre es inestable cuando él está…

Cassiopeia

Él hizo su movimiento en el planetario. Había estado observando los contornos de Cassiopeia en el cielo nocturno, entrecerrando los ojos para ver a una reina en su trono. Ella miró hacia abajo y lo miró de rodillas, apretado frente al asiento plegable junto a ella. ¿Perdiste algo? preguntó ella. ¿Te casarías conmigo? preguntó él,…

Funeral

Ella me miraba, pero sus ojos no brillaban, notaba su tristeza, la derramaba por todo el lugar. Sonreía, pero estaba muerta, igual que él. Ese día enterramos dos almas en un solo cuerpo. En ese accidente no solo murió un hijo; murió un padre, una madre y una hermana gemela, aunque la última esté sentada…

Alas

Ella vive en una casa austera en una pradera. Sin amueblar. Su avión de doble ala está estacionado cerca. No creo que ella tenga un gen de auto preservación. Subí con ella. De noche. No vuelo, o no lo hacía hasta que subió al ala donde está el soporte. Eso me permitió guiar el avión. Ella es…