Soneto 146

El gusano sueña con la oreja y la herida, la bienvenida oscura entre gasa y rodilla, mejilla y cráneo, y cualquier momento abierto en el cuerpo que lo tendrá. La pequeña mosca quiere una boca en la cual crecer, una herida para sanar, un corazón para alimentarse. Clama por azúcar y Job y una médula….

Efraín Huerta: Permiso para el amor

Efraín Huerta… Ay, Efraín. Nació allá por los lejanos 1914 en plena Revolución Mexicana en Silao Guanajuato, hizo carrera en Derecho y durante su juventud, junto a Octavio Paz y Rafael Solana, fundó la revista Taller. No solamente fue poeta, se desempeñó como periodista y reportero, haciendo reseñas, críticas de cine y teatro. Efraín Huerta se…

No-Me-Olvides

Mi hermano está muriendo y yo no. Lo cargo tras de mí como una esfera vacía, como el primer robot, como el último payaso en coche de payaso, su ridículo Fiat, su suerte de ser aplastado, dado por muerto, cubierto en moco, sus manos hinchadas, sus enormes zapatos, su maceta, como Virgil Earp, Clanton-exbarrio, y…

Danger, los Secretos de Sócrates y la reinvención del slam poético

El lugar de las batallas: un escenario. En sus manos, un micrófono; y su mejor arma, la palabra.  Secretos de Sócrates reinventó las ligas de batallas de rap escritas, las revolucionó volteándolas patas pa’ arriba; no se trata de un simple “slam poético” ni de una batalla con insultos simplistas como cualquier otra; sino de una…

Vista desde una silla Aeron

La poca vista del verdor, cortó mis persianas Piñas colgando en pares, igual que testículos. Bolas cerebrales, dijo alguien una vez a la piscina. Estábamos ahí, mirando a un chico salir. Este ángulo lo replica,  pero la vista es más animada, menos poblada. Los cambios en el cielo son recordatorios que no durarán por siempre,…

Pizarnik y sus cartas a Cortázar

Alejandra Pizarnik nos dejó un legado poético invaluable, con una vida complicada pero con palabras admirables. Alejandra no pertenecía a este mundo, como  ella misma lo declaró; es más,  se fabricó un mundo dentro de  su poesía, vivió para ella y murió para ella. Influida por los poetas franceses, esos poetas malditos con esas vidas…

Pimienta negra

  Tú, Mi prisma de dos colores Tristeza de todas mis lunas.   Eres silencio en sueños Gritos desesperados en mis deseos Escondes mi tacto Lo vuelves miedo.   Ecuación contraria Números atados a una cuerda floja Intentas volverte lodo Mientras caes hacia arriba.   No existes Eres humo invisible Que intoxica mis pulmones Respiro,…

Dos poemas

Sedimento de tierra. He who was living is now dead     We who were living are now dying With a little patience. -T. S. Eliot, What the thunder said. Los puñados de tierra cubren la superficie. Revocamos que todo es efímero: el pan se endurece la carne se pudre la materia se descompone las ropas negras…

Virgo Lactans

Si en la furia de tus pezones duros pudiese atornillar mi lengua ahogado entre la santa muerte que divides, y rompiera ahí mi cráneo insustancial para gobernar la hora en que los demonios impelen corazones de estallar y oler a sudor, ceniza y enamorada carne… Tendría el supremo gozo de que pueden presumir los miserables:…

Tres poemas

RETRATO DE OBSIDIANAS Dentro  de la luz se prenden las formas, las vísceras circundan las extremidades de las jaulas deshojadas sobre la hoguera de los hipocampos los cristalinos huesos de los barcos transparentes,  es la hora donde toda voz escucha lo que no contiene.   ANIMISMO PARCIAL Los cuerpos emergen de los cristales, surcan su…

Penetrado por el amor

*Fragmento ORACIÓN DEL SEGUNDO ADÁN Que tu ojo, Hacedor del Paraíso, no quiera mirar cuando mordamos la serpiente.   Que el sexo sea la medida de nuestra debilidad por el conocimiento de nosotros y la natural desobediencia del hijo.   Que los pintores no ciñan hojas de parra a nuestras erecciones hermosas.   Que el…

Preguntas de un mirón

Por Arturo Olvera ¿Es pecado, mi bien, desearte desde aquí tan lejos, sin que sepas de mi nombre ni mi existencia, de mis ojos que te espían a kilómetros virtuales de distancia por los binoculares de redes invisibles? ¿Es delito guardar tus fotos en mi pandora azul, ver tus sonrisas congeladas y las manitas del…