Breve apología de un día de cumpleaños

Del año, al menos del lapso de uno, el paso de los días no se estanca. E irremediablemente se llega —sin quererlo y sin desearlo— al momento simbólico en el que se evoca el inicio. Un arranque, en el amplio sentido de la palabra, el rompimiento de algo profundo y un golpe de vida que…

Buitres en los cumpleaños

Tic… tic… tic… ¿escuchas ese sonido de gota que cae y repica? ¿Escuchas aquella fuga constante que martillea una y otra y otra vez la roca? Insiste sin prisa. Sabe que su constancia terminará por romperlo todo, tic… tic… tic… ¿Lo escuchas? Fluye, no se detiene, continúa. Tic… tic… tic… Rompe, repica. Es el tiempo….