Breve apología de un día de cumpleaños

Del año, al menos del lapso de uno, el paso de los días no se estanca. E irremediablemente se llega —sin quererlo y sin desearlo— al momento simbólico en el que se evoca el inicio. Un arranque, en el amplio sentido de la palabra, el rompimiento de algo profundo y un golpe de vida que…